Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Una de las cosas que los usuarios pedíamos a gritos en WhatsApp fue la implementación del cifrado de punto a punto que se estrenó en la aplicación hace un par de años, y que al día de hoy sirve para que nadie (ni siquiera la empresa) pueda acceder al contenido de nuestros chats, sin embargo, el FBI logró acceder a los mensajes encriptados de WhatsApp de Paul Manafort, ex jefe de campaña de Donald Trump acusado de lavado de dinero.

Pero cómo le hizo el FBI para acceder a los mensajes encriptados de WhatsApp de Paul Manafort si se supone que ni siquiera la empresa puede acceder al contenido, bueno, pues aquí es donde nos damos cuenta que no todo lo que dice WhatsApp es cierto.

Bueno, en primer lugar el FBI argumentó que obtuvo sus mensajes de WhatsApp a través de dos testigos a los que Paul Manafort intentó manipular, sin embargo, el FBI también obtuvo acceso a su cuenta de iCloud.

No debemos olvidar que WhatsApp permite a sus usuarios realizar copias de seguridad de sus chats en iCloud o Google Drive (según sea el caso), y las agencias de seguridad en Estados Unidos pueden pedir a Apple y Google el acceso a los contenidos de iCloud y Google Drive en caso de que un juez de la orden.

El oscuro futuro al que se aproxima WhatsApp

Aún con todo este embrollo, WhatsApp se supone que implementó su propio cifrado a los archivos que ofrecen copias de seguridad para evitar que un tercero accediera al contenido, y aunque el FBI no ha aclarado cómo obtuvo acceso a los mensajes de Paul Manafor en iCloud, solo hay dos opciones, o WhatsApp entregó la clave de cifrado, o es posible violar el cifrado de WhatsApp en iCloud y Google Drive.

En cualquiera de los dos casos existe un tema de inseguridad e invasión a la privacidad sensible, pues WhatsApp siempre ha mencionado que nuestras conversaciones son seguras, aunque ha quedado demostrado que no es así.

Pavel Durov, CEO de Telegram, mencionó que este es un problema serio que los usuarios deben tomar en cuenta, pues en el caso de Telegram, la compañía no depende de servicios de terceros, sino que hace las copias de seguridad encriptadas en su propia Nube, de ahí que sea un servicio seguro para los usuarios, aunque sigamos empecinados en utilizar WhatsApp.

Parece que la única manera (por ahora) de mantener privacidad en nuestros chats de WhatsApp es eliminando la copia de seguridad en iCloud y Google Drive, pues ya vimos que puede ser intervenida por terceros, sin embargo, no debemos olvidar que los fundadores de WhatsApp abandonaron Facebook supuestamente porque Mark Zuckerberg tiene la intención de intervenir en el cifrado de punto a punto para acceder a las conversaciones de WhatsApp de sus usuarios.

Comentarios