Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Desde hace un par de años, China tomó la decisión de bloquear Facebook, dejándolo vetado del país por la manera en que la red social promovida y difundía información que el gobierno no deseaba que se supiera.

De esta manera, se comenzaron a dejar fuera otros servicios que también le brindaban diferentes conocimientos a la población china, entre ellos esta Google, donde no sólo se prohibió el buscador, si no los demás servicios que están dentro de él, como el correo, la nube y Youtube, por mencionar algunos.

Ante esta situación a la empresa no le quedó otra opción más que aceptar este hecho y tratar de buscar una solución que pudiera re-introducirlos en la nación sin que existiera algún problema por ello, de acuerdo a esto es que se ha empezado a rumorear que Google está creando un motor de búsqueda especial para China.

Resultado de imagen para google y china

De acuerdo con información del medio The Intercept, que ha platicado con fuentes fidedignas de la empresa y basándose en documentos internos, es como se ha surgido la noticia de que existe una iniciativa especial que planea ser exclusiva para el gobierno chino.

Los detalles no son del todo conocidos, pero de manera general se sabe que el proyecto lleva el nombre de Dragonfly y que se ha estado trabajando en él desde el año pasado, para que de una vez por todas tenga la autorización de la presidencia.

Para poder regresar al país después de ocho años, Google está haciendo que Dragonfly sea un buscador mucho más controlado, para que la sociedad no tenga acceso a datos que resultan “perjudiciales” para ellos y para el territorio en sí.

Con base en esto, el contenido estaría sumamente controlado haciendo que las búsquedas prohibidas fueran las que están relacionadas con los derechos humanos, la democracia, religión y protestas pacíficas.

China dice que creó un arma láser al estilo de Star Wars para combatir al terrorismo

Asimismo, se tendría un monitoreo más ágil, ya que se contaría con dos filtros que harían notorio que alguien está tratando de buscar temas inapropiados: el Dragonfly y la Gran Cibermuralla, la cual identifica qué páginas web y palabras clave deben ser censuradas inmediatamente. Se comenta que si Pekin da luz verde al proyecto, la versión final se lanzaría en un periodo de seis a nueve meses.

En cuanto a la reacción de los involucrados no se hizo esperar, ya que éstas surgieron rápidamente por parte del distrito chino, quien respondió a través del periódico China Securities Daily, que esta idea es falsa y no se le ve futuro:

“Teniendo en cuenta el contexto internacional y doméstico, es poco probable que Google vuelva a China a corto plazo”.

Por su parte, Amnistía Internacional comentó que si esta acción llega a emprenderse, será “un día negro para la libertad en Internet”, demostrando la postura negativa que se tiene respecto al hermetismo y poca evolución que vive el país desde hace varias décadas.

Comentarios