Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

YouTube ha dicho que ha pagado a la industria de la música unos mil millones de dólares este año, pero las disqueras han respondido que no es suficiente. Todo empezó con lo que escribió Robert Kyncl en el blog de YouTube indicando la contribución del sitio a la industria. Dijo que YouTube ha distribuido mil millones en utilidades en anuncios solamente, argumentado que el streaming “gratuito” fue tan importante como los que tienen suscripción como Spotify.

Sin embargo las disqueras no se impresionaron por ello: “Google ha mostrado números inexplicables sobre lo que YouTube ha pagado a la industria de la música”, dijo un vocero del cuerpo global que controla la música, la IFPI. Y agrega: “Los anuncios dados a conocer no son realmente para celebrar. Con 800 millones de usuarios en el mundo, YouTube está generando utilidades por más de 1 dólar por usuario para un año completo. Esto palidece en comparación con las utilidades generadas por otros servicios, desde Apple a Deezer hasta Spotify. Por ejemplo, en el 2015 Spotify solamente pagó a las disqueras cerca de 2 mil millones de dólares, para un estimado de unos 18 dólares por persona”.

En un mensaje del blog, Kyncl concedió que el modelo actual no es perfecto, argumentando que “hay mucho trabajo que se debe hacer en la industria y en YouTube como una sola entidad, pero estamos emocionados con el momentum que vemos”.

Nueve de cada diez clips de video más vistos en YoTube son de música, cuyo récord lo tiene Psy con su Gangnam Style. La industria del disco está viendo como objetivo a YouTube y otros sitios que ofrecen streaming gratuitos, como los villanos del día. Dicen que YouTube no paga una cantidad justa a los músicos y a las disqueras además de que es lenta para controlar material ilegal y pirateado, subido por los propios usuarios, un argumento que YouTube no acepta.

La retórica se intensificó este año ya que los acuerdos de las licencias de las tres disqueras: Sony, Warner y Universal, deben ser renovados. La industria del disco está presionando para reformar algunas de las leyes, lo que significa que YouTube y otros sitios similares no pueden ser penalizados cuando los usuarios suben materiales con derechos de autor, incluyendo álbumes completos y que se quitan siempre y cuando los afectados así lo pidan.

Artistas como Lady Gaga, Paul McCartney, Ed Sheeran, Coldplay y Abba han escrito al Congreso de los Estados Unidos, pidiendo que se cambie la ley. Por su parte YouTube recientemente contrató a un ejecutivo de Warner Music, Lyor Cohen, como su cabeza en el tema de la música, cosa que se interpretó como un intento de suavizar las relaciones con la industria disquera.

Aún así, la IFPI mantiene su postura diciendo que YouTube no está pagando a los artistas y productores nada que pueda ser considerado una paga adecuada para la música e indica que le está negando a los que tienen los derechos de su música a recibir un pago justo.

Tal parece que la industria musical sigue asumiendo que puede seguir obteniendo las grandes ganancias del pasado. Siguen sin querer entender que el modelo de negocios anterior a Internet, al MP3, a los contenidos digitales, ha cambiado la faz de cómo se hacen los negocios con la música. Siguen pretendiendo ganar como antes y por ello nada les va a parecer suficiente.

Referencias: BBC 

Desde la Red…
Comentarios