Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, está de vuelta hoy en la corte para alegar y evitar la extradición a Suecia donde se le presentan delitos de orden sexual. Su argumento es que las ofensas no son suficientes para ser consideradas un delito que amerite el procedimiento. Mientras tanto el grupo de hackers Anonymous, ha amenzado con publicar documentos confidenciales a la misma hora que se estará llevando a cabo la audiencia.

Sin duda WikiLeaks ha enfurecido a gobiernos como el estadounidense por la publicación de información relacionada con asuntos de política exterior, la cual es frecuentemente criticada. Pero sin relación a estas actividades, el australiano de 40 años, fue demandado por dos mujeres a quienes frecuentó en una visita a Escandinavia.

La corte Belmarsh Magistrates emitió una resolución para que vuelva a Suecia y sea interrogado. En la High Court de Londres, el abogado de Julian Assange, Ben Emmerson ha presentado una apelación bajo la cual alega que las mujeres involucradas pudieron haber encontrado la interacción con Assange “irrespetuosa, descortés y perturbadora.” Pero a pesar de esto las relaciones fueron consensuales y aunque hayan sido medio “bizarras”, no son consideradas un crimen bajo la ley británica.

Las primeras demandas de este tema coincidieron con la época en la que WikiLeaks publicó información de Estados Unidos relacionada con la guerra en Afganistán. Esto fue en Agosto de 2010, fecha en la que dos mujeres presentaron cargos: una de coerción y acoso, la otra de haber tenido sexo con ella mientras ella dormía. Este martes Emmerson ha ofrecido más especificaciones sobre estos temas. Supuestamente Assange accedió a usar condón en ambos casos, contrario a lo que una de las demandantes declara. El otro incidente, en el que Assange se quitó la ropa y pues… se frotó contra el cuerpo de una de las supuestas víctimas, es presentado por el abogado como “awkward” o “raro-incómodo” más que un crimen, pues después de todo la mujer estaba en la cama con Assange bajo consentimiento.

Independientemente de los detalles de estos cargos por agresión sexual, en Suecia no se le ha declarado culpable, simplemente quieren a Assange para cuestionarlo. Sin embargo el australiano y su abogado aseguran que puede ser interrogado en Gran Bretaña y que este juicio se está manipulando con fines políticos. La otra sospecha es que en Suecia quieran enviarlo a Estados Unidos donde instancias federales investigan la actividad de WikiLeaks.

Durante el proceso de apelación este martes, Julian estaba acompañado de partidarios. Los miembros del público se reunieron en la parte superior de la corte y afuera un grupo de protestantes se manifestaron con un letrero que dice: “La primer casualidad de la guerra es la verdad.”

Assange se ha quejado en entrevistas de las condiciones de su libertad bajo fianza, así como se ha manifestado en contra de las circunstancias que la han impedido continuar su labor: desde el bloqueo bancario, hasta el arraigo domiciliar. La última publicación de la organización data de abril, y se refiere a información sobre los prisioneros de la bahía de Guantanamo, cárcel militar de Estados Unidos.

La apelación será resuelta hasta el día de mañana pero el resultado no se hará público de manera inmediata, podemos esperar que sepamos lo que sucederá dentro de una días o una semana. Mientras tanto el grupo de hackers Anonymous, quien ha externado su apoyo a WikiLeaks con ataques a las páginas de MasterCard y Visa, amenaza con revelar información durante la audencia de Assange.

Fuente: AP, ZDNet

Desde la Red…
Comentarios