Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Nintendo ya pasó de las palabras a los hechos y demandó legalmente a los sitios que usan sus sistemas, propietarios a todo esto, para evitar que la gente juegue sus famosos videojuegos retro en sus computadoras. Ahora el depósito más grande de ROMs, que son donde se guardan los programas binarios que se ejecutan en las viejas consolas de juegos, EmuParadise, ha anunciado que ha decidido cerrar su sección de descargas hasta nuevo aviso, para así evitar la amenaza de demandas legales por permitir que la gente pueda jugar los videojuegos clásicos, que finalmente, tienen aún derechos de autor.

EmuParadise no tiene aún una demanda legal presentada, pero su fundador, MasJ, escribió en el sitio: “No merece la pena el riesgo potencial que podrían traernos consecuencias desastrosas. No puedo en mi consciencia, arriesgar el futuro de los miembros de nuestro equipo que han contribuido en el sitio por años. EmuParadise se diseñó por el amor a los juegos retro y para que tú, usuario de este sitio, puedas revivir esos viejos tiempos. Desafortunadamente esto no es posible ahora de manera que podamos mantener a todos contentos y mantenernos fuera de los problemas”. Por el momento entonces, EmuParadise se mantendrá como un depósito para los emuladores clásicos que puedan ser descargados legalmente, así como una base de datos de miles de juegos clásicos, “pero no podrás obtener los juegos de este sitio por ahora”, comentó MasJ.

Así es como Google está luchando contra la fragmentación de Android

Desde la fundación de EmuParadise en el año 2000, MasJ ha dicho que su sitio ha sido amenazado con cartas, con la intención de apagar sus servidores, así como muchas peticiones de DMCA para no descargar juegos individuales. Pero MasJ indica que “miles de cartas de las personas que nos dicen lo felices que han sido al redescubrir estos juegos y revivir sus infancias con la siguiente generación en sus familias, es lo que nos hacía seguir adelante”.

Para la mayoría de los que juegan estos videojuegos clásicos, descargar un ROM de un sitio como EmuParadise era simplemente un método para acceder al juego, sin tener que pensar en tener el hardware específico y el cartucho del juego en cuestión. La Fundación de la Historia de los Videojuegos, por parte de su fundador, Frank Cifaldi, en una plática del 2016 indicó: “hemos satanizado la emulación y devaluado nuestra herencia. Hemos relegado una mayoría de nuestro pasado a la piratería”.

Hay que decir que estos esfuerzos legales por evitar la piratería de los ROMs es una batalla perdida. Normalmente después de una seria amenaza de demanda de alguna empresa dedicada a este nicho, la primera reacción es crear sitios en muchas partes en donde se replican los ROMs y en donde las personas pueden bajarlos sin problemas. Y esto implica que no hay poder humano que pueda cerrar todos los servidores que contengan esta información. De hecho, Archive.org tiene miles de ROMs de consolas, desde la Atari2600 hasta los del PlayStation original. Y es que como Jason Scott lo puso: “parte del esfuerzo del sitio es apelar a que la gente comente, se eduque y disfrute, así como hacer memoria para la historia de lo que fueron parte de ella”.

El asunto no es fácil pero el tamaño del problema no se arregla con amenazas legales, sino con una forma de arreglo para que se pueda tener acceso legal a estos juegos emulados. La distribución ilícita de los ROMs continuará con o sin demandas, en un sinfín de sitios en donde se guardan archivos incluso de forma gratuita. El control por parte de las empresas es imposible. Su postura no ha servido jamás en ningún ámbito en donde se encuentre la piratería. Hay pues que buscar alguna alternativa y negociar.

Comentarios