recaptcha00

El sistema CAPTCHA es la prueba inversa de Turing. En lugar de que una máquina logre engañarnos pensando que estamosd hablando con un ser inteligente, aquí de lo que se trata es que le demostremos a la computadora que somos seres humanos y no robots. Los CAPTCHA se usan en sistemas donde uno puede crear una cuenta gratuita de correo, por ejemplo. En algunos sitios que no tienen este sistema, un programa (un robot, pues), puede crear una infinidad de cuentas de correo que bien podrían ser usadas para mandar spam, por ejemplo.

Google ha actualizado su sistema llamado reCAPTCHA, que crea diferentes clases de CAPTCHAS para diferentes clases de usuarios. En breve, nos hace la vida más fácil como humanos y hace trabajar mucho más a un robot, si es el caso. CAPTCHA significa “Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart”, y como su nombre lo implica, es una prueba rápida para determinar si quien está usando un sistema es un robot o una persona. reCAPTCHA, por otra parte, fue adquirida por Google en septiembre del 2009 y es similar a CAPTCHA, excepto que aquí pregunta al usuario que identifique palabras en imágenes distorsionadas. Normalmente se presentan dos palabras, la primera -que reconoce si el usuario es un ser humano- y la segunda, que la máquina no sabe qué significa, pero que ayuda a entender palabras escaneadas de textos antiguos.

Google ha notado que en los últimos años, los avances en la Inteligencia Artificial han reducido la brecha entre las capacidades del hombre y la máquina en lo que se refiere a descifrar texto distorsionado y entonces el equipo de reCAPTCHA ha hecho su sistema más adaptable a esta situación, con variadas mejoras.

No es de sorprenderse que Google no quiera compartir mucho de cómo trabaja su nuevo sistema, pero baste decir que usa un avanzado análisis de riesgos, considerando al usuario en diferentes momentos en el uso de un sistema. Así, en reCAPTCHA, las palabras distorsionadas no son la única prueba.

recaptcha01

Hay muchos investigadores que han intentado burlar el esquema de CAPTCHA y probablemente reCAPTCHA sea  el siguiente objetivo. Sin embargo, los sistemas que logran casi un 92% de efectividad en hallar las palabras distorsionadas en CAPTCHA son mera investigación básica en cómputo. Así que al menos en términos generales, CAPTCHA y ahora reCAPTCHA con sus mejoras, pueden ser maneras prácticas de que los sistemas reconozcan si en el otro lado del teclado hay un ser humano y no un robot (o programa) que busca engañarlo.

Referencias:

The Next Web

Enlaces Patrocinados
Comentarios