Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Desde los inicios de Uber han habido descontentos y atentados por parte de los taxistas, pues su argumento principal señala que la compañía llegó para quitar empleos. En Ecatepec, Estado de México, seis sujetos que conformaban un grupo delictivo, se dedicaban al robo con violencia de las unidades de Uber.

Afortunadamente, la banda delictiva fue capturada por agentes ministeriales y policías municipales en Ecatepec. Los individuos fueron identificados como Sergio, Jorge, Oswaldo, Juan, Darío y Antonio de 19, 20, 29, 20, 31 y 35 años respectivamente.

El grupo de asaltantes se hacía pasar como clientes para que al llegar los conductores, pudieran atentar con brutalidad. Los sospechosos solicitaba el servicio y cuando los chóferes llegaban a destino, eran despojados de sus automóviles.

Cuando los individuos fueron puestos a disposición de las autoridades, se anunció que ya se contaban al menos 20 carpetas de investigación por el mismo caso ilícito. Los acusados entregaban los vehículos a otros miembros que también conformaban a la red delictiva para recibir 15 mil pesos por unidad.

El Centro de Mando de la localidad recibió una llamada para ubicar una camioneta que había sido sustraída en la colonia Tierra Blanca, así que uniformados decidieron implementar un operativo en coordinación con la Policía Ministerial para localizarla. Al momento de buscar al vehículo sospechoso, se encontraron a cuatro personas a bordo en la colonia La Pirules.

Camioneta autónoma de Uber se voltea y causa aparatoso accidente

La policía inició una persecución hasta alcanzar al vehículo en la entrada del Fraccionamiento Atzolco. Dos de los sujetos que se encontraban a bordo del carro, portaban un arma tipo escuadra calibre .380 y un cargador con 7 cartuchos útiles.

Una vez que los sospechosos comprendieran sus derechos, fueron trasladados al Ministerio Público con el fin de determinar su situación jurídica después de haber cometido delitos tan graves.

Según Centeno Cano, director de la Dirección de Seguridad Ciudadana y Vial de Ecatepec, los delincuentes reconocieron inmediatamente que se dedicaban al robo de autos de la empresa de Uber. Al momento de operar, los acusados sustraían a los vehículos en un punto cualquiera durante un día para que se pudiera descartar la localización vía GPS, después eran entregados a otros integrantes.

Sin duda alguna, ser conductor de Uber presupone múltiples riesgos al enfrentarse con personas que podrían ser completamente desconocidas, o al entrar y conducir en zonas peligrosas y de alto riesgo.

Referencia: Radio Fórmula, Debate

Desde la Red…
Comentarios