Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hoy día dudo que exista alguien que no haya recibido la carta de algún banquero en Nigeria que indica que hay millones de dólares en una cuenta sin dueño y en donde se pide amablemente al destinatario que le ayude a sacar ese dinero, pues para ello se necesita un extranjero. Promete dar el hombre el 40% al menos del dinero total, que en general suma alrededor de 20 millones de dólares. A eso se le ha llamado el fraude nigeriano y hay muchísimas variantes del mismo.

Quienes han orquestado este fraude saben de la naturaleza humana. Si les gana la avaricia entonces ya no razonan y creen que pueden de verdad hacerse de millones de dólares de la noche a la mañana. La realidad es que de alguna manera, a través de este intercambio epistolar en internet, el banquero convence a la víctima de depositar entre 1000 a 10000 dólares por los trámites que dicho banquero tiene que hacer y bueno, ya ni sigo, es claro que la víctima jamás recibirá un dólar y en cambio, habrá perdido dinero sin duda.

Otro género de correos electrónicos son las cartas cadena, que piden escribamos al eterno niño con cáncer y que alguna empresa donará, por cada correo recibido, centavos de dólar para la cura del chamaco enfermo. Otros más mandan archivos de powerpoint indicando que Bill Gates está donando dinero, o que Nokia ha decidido regalar celulares a diestra y siniestra. Unos más amenazan a sus destinatarios indicando que si no reenvían el mensaje en cuestión, les caerán las siete plagas, etc. Quizás la ingenuidad de algunos raya en lo absurdo, pero en mi opinión, si se siguen recibiendo estas cartas cadena es que tienen éxito.

Sin embargo hoy veo que el ingenio de algunos no conoce límites. Sabemos que existe un programa de Google de anuncios gratuitos para ponerlos en las páginas personales. AdSense, si no me equivoco es el nombre de dicho programa. Hay un montón de reglas para entrar en este programa. Se supone que por cada internauta que dé click en alguno de los anuncios colocados en nuestra página, nosotros recibiremos unos centavos de dólar. Está prohibido en este esquema apelar a quien entró en nuestra página a darle click a los anuncios. Si uno tiene la suerte de tener una página popular es posible -quizás- hacerse de unos dolaritos extras por mes.

Pues bien, recibo un correo que dice a la letra: “El hombre mas millonario del mundo, cuya fortuna supera los mil 100 mil millones de dolares, esta llegando al final de su camino y ha decidido compartir su dinero con todos nosotros. Por eso esta regalando cheques de mil dolares a todo aquel que lo pida. Yo he podido cobrar el mio! A continuacion dejo el sitio donde lo pueden solicitar:

PEDIR EL CHEQUE AQUI

PD: Si no desean su cheque por favor avisar asi puedo cobrarlo yo. Muchas gracias!

(nota: el mensaje está transcrito como viene exactamente. La falta de acentos es del original).

Al dar click en PEDIR EL CHEQUE AQUI, nos remite a una página (que puede verse en la ilustración de este artículo), en donde da las instrucciones:

¿Cómo solicitar tu cheque?

1) Ingresa en el servicio.
2) Completa tus datos. No olvides completar bien tu direccion y nombre completo ya que el cheque es enviado a la direecion que tu elijas y bajo tu nombre. Ingresa ahora!

Todos sabemos que nadie regala nada, nadie da algo por nada. Los fraudes en Internet son pan de cada día. Pero veamos hasta dónde llega este asunto del cheque de 1000 dólares:

Abajo de estas instrucciones hay una serie de anuncios de Google. No existe liga alguna para “ingresar al servicio” así que no se puede hacer la parte 2 de las instrucciones.

El truco está en que más de uno le dará click a los anuncios de Google pensando que a lo mejor alguna de esas ligas es el ingreso al servicio mencionado. Nada de eso pasará. El autor de esta página (http://reclamar-cheque.blogspot.com/) lo único que está haciendo es que la gente que entra a su página se tiente y le dé click a los anuncios de Google para así recibir dinero. Ingenioso sin duda, buscando darle la vuelta al esquema AdSense de Google.

Si encararamos al autor de esta idea bien diría que no está haciendo nada ilegal. No viola ningún reglamento de Google, porque es claro que no le pide a nadie a que dé click en los anuncios. No hace nada de eso. Sin embargo, el autor de esa página estima que el avaricioso dará click en los anuncios en la “desesperación” de no encontrar cómo “ingresar al servicio” y pedir sus 1000 dólares. Vivir para ver.

Desde la Red…
Comentarios