Al parecer el gobierno capitalino decidió aprovechar el día festivo para emitir la nueva Ley de Movilidad de la Ciudad de México, con la cual buscará instaurar un mayor orden en las vías públicas, comenzando con los permisos para poder marchar, los cuales se tendrán que expedir con 48 horas de anticipación, la implementación de exámenes toxicológicos a choferes de transporte público, un mayor control en las unidades de transporte escolar y lamentablemente buscar eliminar una gran herramienta del sector privado.

Enfocándonos en el transporte privado, resulta que el artículo 59 dice lo siguiente: “ queda prohibido el servicio de transporte de pasajeros privado especializado con chofer, que se genere a través de dos o más solicitudes con una misma unidad vehicular que realiza el mismo viaje a diversas personas, en un mismo recorrido, trayecto o ruta”

En pocas palabras, es un “adiós” a las modalidades de coche compartido para cualquier tipo de plataforma privada, algo que además de limitar aún más a este tipo de servicios que tristemente son muy necesarios en la ciudad, es un claro retroceso en la disminución del tráfico.

¿Qué conviene más: Uber o Cabify?

Esto se debe a que ahora se necesitarán más unidades para mover al mismo número de personas, algo que afectará económicamente a Uber, debido a que muchos dejarán de usar esta plataforma, además de que también tendrá una repercusión negativa en la calidad del aire, la que de por si ya es mala.

Otra de las restricciones que dicta esta ley es que los autos que presten este tipo de servicio deberán de contar con una antigüedad menor a 10 años y estar registrados ante la Semovi, como transporte privado, además de contar con el engomado “0” o “00”.

Sin duda, una decisión que al parecer está enfocada en forzar a los transportes privados a reducir su efectividad con tal de que el usuario tenga que optar por el transporte público, el cual no deja de ser ineficiente e inseguro, ya que si lo fuera en primer lugar, plataformas como Uber nunca hubieran tenido éxito en nuestro país.

Por lo pronto, habrá que esperar la respuesta de Uber, donde esperamos que encuentren una solución y puedan seguir ofreciendo esta modalidad que atiende a bastantes usuarios.

Referencia: Reglamento de la Ley de Movilidad del Distrito Federal, El financiero

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios