Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Desde la llegada de los coches autónomos, la idea de emplear choferes privados o taxistas podría llegar a desaparecer y aunque es una tendencia que empresas como Lyft y Uber buscan lograr para brindar un servicio con un mínimo de interacción humana, al parecer los taxistas no dejarán su trabajo tan fácilmente.

La Upstate Transportation Association de Nueva York, organismo encargado de representar a los taxistas, transporte médico y paratránsito, ha presionado para que las leyes impidan la llegada de vehículos autónomos al estado norteamericano, ya que estos coches significarían la pérdida de miles de empleos del transporte, solicitando vetar los automóviles con tecnología de conducción autónoma durante los próximos 50 años.

Esta medida fue solicitada con el fin de garantizar un trabajo seguro a la última generación de taxistas y conductores, es decir, los choferes actuales más jóvenes, ya que aunque el avance tecnológico es inminente, es obligación de las personas el defender sus trabajos de manera legal, algo que con la llegada de servicios de transporte como Uber empleando vehículos que se manejen solos no se lograría.

Por lo pronto, el gobernador de dicho estado, Andrew Cuomo, no ha mostrado una postura a favor o en contra de esta propuesta, pero ante la fuerte participación de Uber y Lyft en la ciudad y el estado, no dudamos que las batallas serán encarnecidas, aunque claro que los actuales choferes de Uber y Lyft serían los primeros en desaparecer del juego, por lo que no dudamos que empiecen en apoyar al gremio de taxistas y choferes privados.

Por ahora Cuomo ha aprobado la iniciativa de Uber de permitir viajes compartidos, lo que representa un beneficio para la transitada ciudad y en general para el estado norteamericano, por lo que podría continuar esta medida con un posible apoyo para la introducción de estos vehículos inteligentes.

Seguramente será muy interesante ver cómo una de las metrópolis más importantes y emblemáticas de este continente reaccionará ante este dilema tecnológico, donde ahora las maquinas buscan tomar un trabajo más a costa de miles de empleados humanos, sin olvidar que buscarán replicar esta acción en otros estados del país y posteriormente en otras naciones.

Referencias: Digital Trends

Desde la Red…
Comentarios