Alex Kipman, el diseñador de HoloLens, el sistema de realidad aumentada de Microsoft, reveló que está pisando los frenos en el lanzamiento de una versión de consumo del producto. La razón principal, dijo a periodistas en una conferencia de TED en Vancouver, se debe a que Microsoft se ha visto gravemente quemado después de Kinect.

El éxito temprano de Kinect, seguido de su desaparición virtual el año pasado, cuando fue retirado del modelo base de la consola Xbox One, claramente ha hecho que Microsoft no quiera lanzar HoloLens antes de tiempo.

“No era una experiencia placentera. Kinect no estaba listo para vender 10 millones de unidades en 60 días, pero fue justo eso lo que sucedió”, declaró Kipman.

Mientras tanto, los astronautas en la Estación Espacial Internacional finalmente desempaquetaron su propio HoloLens, el cual tardó en llegar a ellos debido a la desastrosa explosión de un cohete Falcon 9 en verano del año pasado.

Los astronautas Scott Kelly y Tim Peake usaron el dispositivo y jugaron una versión especial de Space Invaders mientras flotaban en gravedad cero.

A pesar de que una versión de 3,000 dólares de HoloLens está disponible actualmente para empresas y desarrolladores, Kipman dijo que no lanzarán una edición para consumidores en un futuro cercano:

“Cuando sienta que el mundo está listo, entonces permitiremos a personas normales comprarlo”.

Mientras tanto, los sistemas de realidad virtual como el Oculus Rift están casi listos para su debut. De hecho, justo este fin de semana se dio a conocer que el HTC Vive tendrá un costo de 799 dólares y que vendrá con un visor y dos controles, uno para cada mano.

Referencias: Re/Code, International Business Times

Enlaces Patrocinados
Comentarios