La batalla legal de patentes entre Apple y Samsung parece que nunca terminará. Y es que Apple solicitó hoy a la Suprema Corte que no revise las últimas apelaciones hechas por Samsung después de que en el mes de diciembre se anunciara que ambas compañías habían alcanzado un acuerdo de 548 millones de dólares.

Y es que Samsung reveló poco tiempo después que llevaría la pelea legal a la Suprema Corte de los Estados Unidos para pedir una apelación del caso. Específicamente, Samsung quiere que ésta revise el diseño de las patentes de diseño y la noción de que los tribunales inferiores aplicaron erróneamente la ley relativa a las patentes de diseño de Apple.

Debido a ello, Apple ahora ha presentado un argumento en la corte en la que afirma que las patentes y los daños reconocidos ya estaban resueltos y que no hace falta que la Suprema Corte vuelva a revisar el caso. Además, sostiene que no hay ninguna razón para que este juicio se siga prolongando.

Por supuesto, Samsung no se iba a quedar callada y emitió una respuesta a la declaración de Apple, diciendo que si la Suprema Corte no intervenía para el ajuste de estas patentes, la innovación en el sector tecnológico podría verse afectada negativamente

A pesar de que Samsung ya pagó a Apple los 548 millones de dólares, la compañía de la manzana sería forzada a reembolsar este dinero en caso de que la Suprema Corte cambie el veredicto. Por otro lado, si ésta no desea intervenir, entonces el caso finalmente podría ver su fin y descansar en paz.

Referencias: Re/Code, 9to5Mac, DailyMail

Enlaces Patrocinados
Comentarios