Visual Studio 11

La nueva 11ª versión de Visual Studio es una de las herramientas de programación que más apoyo han recibido por parte de su fabricante, Microsoft, aunque carece de colores en su versión beta y los que la han probado simplemente no están contentos. La tendencia parece acomodarse al estilo de la interfaz Metro monocromática y ahora es la queja número uno en las encuestas de satisfacción.

Cerca de 6 mil desarrolladores votaron a favor de que Microsoft añada algo de color a la interfaz y los comentarios sobre la nueva interfaz en blanco y negro (tonos de grises en realidad), son menos halagüeños. Muchos desarrolladores ya dicen que se van a regresar a Visual Studio 10. Inclusive, uno de los comentarista anotó: “Es horrible, feo a los ojos. Los dibujos e íconos son indistinguibles en el mejor de los casos y parecen manchas sin forma en el peor de ellos”. En otra opinión escribieron: “un humano puede ver unos 10 millones de colores y Microsoft decidió ponernos todo en escala de gris (256 tonos)”.

Además de verse como una interfaz “aburrida”, los desarrolladores han dicho que los iconos han cambiando mucho de forma y que, además, hay que hacer un esfuerzo extra para aprender para qué sirven. Algunos piensan que esto es una tormenta en un vaso de agua, pero la interfaz gráfica es fundamental en cualquier aplicación y en las herramientas de programación no tiene por qué ser menos. No parece que los diseñadores de la interfaz hayan pensado en hacer pruebas exhaustivas antes de lanzar la versión 11, porque sino, habrían considerado las opiniones adversas que ahora se ven. Otra posibilidad es que los diseñadores de la interfaz decidieron que ellos saben y los usuarios no.

Habrá que esperar a ver la versión final. Mientras tanto, si usas Visual Studio 11, puedes entrar a la página de retroalimentación de producto  y decir lo que piensas al respecto.

Fuente: i-programmer.

Enlaces Patrocinados
Comentarios