Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Una de las tendencias más grandes en el mundo hoy en día es hacer uso de emojis para transmitir una emoción, un sentimiento o un estado de ánimo. La historia de estos graciosos íconos se dice que proviene de Japón, aunque también existe la idea de que fue gracias a un científico de la computación que se crearon. De cualquier forma son muy utilizados y se han vuelto parte de la cultura popular de Internet.

El arquitecto alemán llamado Changiz Tehrani ha decidido utilizar emojis en la fachada de un edificio en la ciudad alemana de Amersfoort. Según él, quiso añadir un diferenciador con el cual la gente pudiera ubicar el edificio a través de los años y que luego de 10 o 20 años la gente lo viera y dijera que ese tipo de íconos se utilizaban en esa época.

El resultado final no es del todo terrible. Si bien si se logran diferenciar las caras en bajo relieve a lo largo de toda la fachada del edificio, el color blanco hace que si no se le presta demasiada atención posiblemente no te percates que están ahí.

La construcción de este edificio terminó en el 2015, sin embargo, no comenzó a utilizarse hasta el verano del 2016. El tipo de comercios dentro del inmueble es muy variado; en la parte baja hay varias tiendas pequeñas, mientras que en los pisos superiores hay una librería, un cine y una escuela.

El arquitecto pertenece a una firma llamada Attika Architekten, misma que se encargó de la fabricación de los emojis en el concreto para luego ponerlos en la fachada del curioso edificio. Estos emojis se sacaron directamente de WhatsApp para luego crear el molde y pasarlos al material final.

Referencia: The Verge, Attika 

Desde la Red…
Comentarios