courtUn segundo miembro del grupo de hackers denominado LulzSec, fue sentenciado el jueves a un año y un día (siempre me han parecido curiosas estas condenas), en una prisión federal por su rol en el ataque al sitio de Sony Pictures Entertainment.

Reynaldo Rivera, de 21 años, de Chandler, Arizona, deberá servir 13 meses de detención en casa, hacer 1000 horas de servicio comunitario y pagar $605,663 dólares, para restituir los daños causados. La parte ofendida dijo que los ataques del 2011 comprometieron los sistemas de Sony y la información personal en ellos, que cuenta con más de 138,000 personas que están en esos servidores.

Rivera, conocido en el mundo en línea como “neurón”, se declaró culpable en octubre del 2012. Los cargos eran de conspiración para causar daños a una computadora protegida, de acuerdo con el abogado de la parte ofendida.

El propósito de LulzSec en el ataque, de acuerdo a los documentos de la Corte, era ver el caos ininterrumpido del entretenimiento y la anarquía, además de robar los datos personales, para que “estas personas a su vez pudiesen divertirse y entretenernos mostrándonos lo que podrían hacer con estos datos”.

La sentencia a neurón, Reynaldo Rivera, es casi idéntica a su colega de LulzSec, Cody Andrew Kretsinger, conocido en línea como “recursión”, quien tuvo la misma sentencia de un año y un día en prisión. Rivera y Kretsinger estudiaron ambos en la Universidad de Tecnología Avanzada en Tempe, Arizona. Los abogados dijeron que Kretsinger reclutó a Rivera para que se uniera a LulzSec, conocido éste por su afiliación al grupo de hackers colectivo Anonymous.

En el 2011 LulzSec se involucró en dos meses de ataques a varios sitios de empresas y del gobierno de los Estados Unidos y del Reino Unido, indicaron los abogados de los demandantes. Así, un hacker más muerde el polvo.

Referencias:

Court House News

Enlaces Patrocinados
Comentarios