Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Gallos

En Seúl, Corea del Sur, un tribunal dictaminó que Samsung, una empresa precisamente subcoreana, no violó el diseño del iPhone de Apple, pero sí  que ambas compañías merecían ser sancionadas por infringir patentes.

Según este tribunal, el Galaxy S de Samsung se parece mucho al iPhone de Apple, pero no porque haya imitado el diseño. Lo curioso de esta resolución es que llegue justo ahora que ambas empresas disputan el ‘juicio de patentes del siglo’ en Estados Unidos, en un proceso que a todas luces terminará a favor de Apple (aunque puede que ambas empresas salgan sancionadas).

El juez del Distrito Central de Seúl dijo que aunque hay muchas similitudes en el diseño exterior entre los 2 dispositivos, como las esquinas redondeadas y la pantalla (que también son tema de disputa en el juicio de Estados Unidos), estas semejanzas habían sido documentadas en productos anteriores; además, en su opinión, cambiar una pantalla táctil para que se vea distinta puede ser muy complicado.

Entonces, según ellos, es difícil creer que los consumidores confundieron el iPhone con el Galaxy, pues ambos smartphones mostraban el logotipo de sus compañías; además, los consumidores también tienen en cuenta el sistema operativo, la marca, las aplicaciones, el precio y los servicios. Por esto, no hubo un ganador definitivo, pues Samsung se vio obligado a dejar de vender 10 productos, entre los que se encuentra el Galaxy SII y Apple ya no podrá vender 4 de sus productos, incluidos el iPhone 4 y el iPad 2.

En lo que respecta a sanciones económicas, Apple fue culpable de infringir 2 patentes de tecnología inalámbrica y tiene que pagar a su rival 40 millones de wones (algo como 28 mil euros) y Samsung tiene que pagar una multa de 25 millones de wones por una patente para la lectura de documentos electrónicos.

Referencias: TechCrunch, The Wall Street Journal y Reuters

Desde la Red…
Comentarios