Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Elon Musk continua preparándose para la llegada inminente de más competidores en un par de años y aunque cuenta con una clara ventaja, sabe que no puede desatender las necesidades de sus automóviles eléctricos, así como la evolución de estos para mantenerse en la cima del sector y con ello llega la adquisición de talento el cual llega desde Apple y no es nada fuera de lo común.

Al parecer Tesla tiene algo que Apple no y dos de sus empleados claves los descubrieron hace unos días, ya que tanto Chris Lattner como Matt Casebolt han dejado atrás sus puestos en Apple para unirse a las filas de Tesla, pero ¿por qué nos debe de importar?

Bueno comenzamos con Chris Lattner. Él es el principal responsable de la creación y desarrollo del lenguaje de programación Swift además de crear la infraestructura de compilación LLVM de Apple y ser el director de las herramientas de desarrollo.

Ahora llega a la compañía de automóviles eléctricos con el principal fin de mejorar el sistema operativo de los Tesla, en especifico el sistema de manejo autónomo —algo que sabemos que Tesla debe de mejorar y que a su vez se encuentra muy enfocada por lograrlo—.

Lattner es seguido por el diseñador Matt Casebolt, quien además de contar con 52 patentes en su país, fue el  principal responsable en la concepción de los diseños de la primera Macbook Air, el Mac Pro, Mac Mini, Macbook Pro, y hasta la reciente TouchBar en los últimos modelos de la Macbook Pro, donde ahora seguirá ordenes de Musk como Director de ingeniería, cierres y mecanismos.

Estos interesantes movimientos pueden ser pequeñas pistas sobre como Apple poco a poco ha empezado a dejar a un lado la rama de computadoras, enfocándose en los dispositivos portátiles, wearables, productos y servicios en línea, así como la falta de desarrollo de proyectos alternos como el “Project Titan“, el cual consistía en el desarrollo de un automóvil por parte de la compañía.

Por otro lado nos encontramos la clara necesidad de Tesla por mejorar su plantilla en dos sectores vitales. El primero es la tecnología de conducción autónoma que tantos dolores de cabeza le ha causado a Musk y segundo, la rama de diseño, ya que aunque sus modelos mantienen una línea bastante estética, no se pueden quedar con el mismo diseño para siempre, el que por cierto debe responder a las necesidades de la empresa y gusto del cliente.

Referencia: Digital Trends, Tesla

Desde la Red…
Comentarios