Cuando una empresa centra un buen porcentaje de su movimiento en los llamados “mercados emergentes” como lo hace Nokia, más le vale saber qué pasa con los teléfonos clonados que están por doquier.

En su mayoría de origen chino, los teléfonos piratas suelen estar a la venta antes de que el modelo oficial siquiera haya sido lanzado.

Esko Aho, miembro ejecutivo de Nokia, dice que uno de cada cinco teléfonos vendidos alrededor del mundo (principalmente en Asía, Latinoamérica y algunas partes de Europa) es un clon sin licencia o ilegal.

Gartner (agencia de investigación de mercado en tecnología) dice que el número es más elevado de 20% de teléfonos copia vendidos.

Aunque al ver estos clones uno puede burlarse de los nombres alternativos a la marca oficial que utilizan, el software básico y sin gracia o el material barato con que son fabricados, lo cierto es que estas piezas de tecnología barata se han vuelto un asunto de preocupación para las principales compañías de telefonía móvil.

En el caso de Nokia (que es de lo que más se ven clones allá afuera, así como el popular HiPhone) se sabrá qué tanto le ha pegado la piratería cuando anuncie sus resultados financieros del último trimestre el próximo 27 de enero.

Si tú has visto, probado o comprado alguno de estos teléfonos clon, te invitamos a compartir tu experiencia con él.

Sabemos que no todos tienen en sus bolsillos el dinero para costear un iPhone o Android phone, pero el problema con las copias es que pretenden vender algo “similar” por una cuarta parte del precio sin dar la seguridad al cliente de que su inversión le durará más de un mes.

Fuente: Engadget

Imagen: Gizmovil

Enlaces Patrocinados
Comentarios