Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En los Estados Unidos, particularmente, casi cualquier conflicto, banal o de importancia suprema, se dirime en los tribunales. Puede ser que alguien te demande porque la sombra de tu árbol da en el jardín del vecino o bien, porque hay discriminación a un grupo de personas. La cuestión es que en el país vecino el tema de los abogados es algo relativamente común e incluso, hay todo un problema por algo que se denomina “troleo” de demandas, en donde alguien demanda a quien sea por -supuestamente- haber violado una patente y entonces, para evitar ir a la Corte, el acusado decide arreglarse por fuera con el demandante.

Jame Damore fue despedido como ingeniero después de cuestionar los beneficios de los programas de diversidad en donde sugería que las mujeres eran ingenieros inferiores en términos biológicos. En una demanda nueva ahora, Damore y otro ingeniero -también despedido- dicen que los “empleados que expresen sus puntos de vista, desviándose de la visión de las mayorías en Google, sobre asuntos de políticas que pudieron surgir en el trabajo, particularmente con las políticas del empleador así como las políticas para contratar personas de grupos diversos, son sistemáticamente maltratados y castigados, violando sus derechos legales”.

Los abogados de Damore y de David Gudeman, levantaron una demanda en la Corte Superior de Santa Clara, California contra Google, y buscan con ello representar a otros cuyos derechos -dicen los demandantes- han sido violados, específicamente los hombres blancos conservadores. La demanda contiene docenas de páginas de comunicaciones internas de Google que, de acuerdo a la demanda, demuestran los sentimientos anti-conservadores en la compañía, aunque dicha caracterización parece debatible en muchos de los casos citados.

Damore se convirtió en una celebridad de 15 minutos después de un memo que se filtró en donde “sugería que un grupo de colegas eran inferiores biológicamente”, lo cual obviamente fue ofensivo y cuyo resultado fue que Damore fuese despedido.

Google gana demanda sobre la discriminación de género

Por su parte Gudeman fue despedido en el 2016 por hacer un comentario sobre un colega musulmán. De acuerdo al lamentable incidente, Recursos Humanos de Google dijo que los comentarios de Gudeman sugerían que el colega en cuestión estaba ligado al terrorismo. La demanda no contiene todo el intercambio de mensajes, pero Gudeman dijo que “el FBI podría encontrar posiblemente algo interesante sobre el colega en cuestión después de su viaje a Pakistán”.

Mientras tanto, Google está por una parte ya en los tribunales después de que unas mujeres de la empresa recibían un pago menor que sus colegas masculinos, de forma sistemática, alegaban. Sin embargo, un juez dijo que la demanda no procedía. Ahora el grupo de mujeres está buscando corregir su demanda para que vuelva a entrar a la Corte.

Comentarios