Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Desde el inicio del internet como una popular herramienta de búsqueda y consulta, uno siempre ha necesitado aprenderse la diferencia entre los sufijos de las direcciones a las que uno quiere acceder. Entre las más usadas se encuentra .net, .com y .gob, entre otras. Google ahora propone cambiar todo ese esquema al ‘facilitar’ la búsqueda de sitio agregando más de 2 mil sufijos nuevos. Entre ellos se encuentran .google, .youtube, .lol y .secure.

Desde su creación en 1980, el sistema actual de direcciones de internet ha dirigido nuestro tráfico a las direcciones deseadas. Ahora se cree que agregar 300 sufijos rivalizarán con los que existen actualmente. En lugar de agregar el típico .com para sitios comerciales, uno simplemente buscará ‘comedy.youtube cuando quiera buscar un poco de comedia, eliminando el uso de diagonales como en este caso: Youtube.com/comedy.

La organización encargada de administrar internet, The Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), anunció ayer qué nuevos sufijos se agregarán a las direcciones de internet. Algunos de estos representarán hobbies, grupos étnicos, ocupaciones o profesiones.

Según la ICANN, este proceso tardará todavía un par de años para adoptarse completamente. El proceso de selección se basará en la utilidad de los mismos y lo fácil que resulta recordarlos. Después de todo, no tiene caso agregar palabras extrañas que complicarán las cosas en lugar de facilitarlas.

Las compañías que han propuesto algunos de los sufijos fueron aquellas con el suficiente capital como para hacerlo. Cada propuesta costó alrededor de 185,000 dólares. Por otro lado, el mantenimiento de las que se aprueben costará 25,000 dólares anuales durante una década para su mantenimiento. Un sufijo común como .com tiene un costo de diez dólares al año. Sin embargo, para ser justos, una vez que se aprueben algunas de las propuestas, estas generarán millones de dólares en ganancias por concepto de la cantidad de usuarios que ingresen a ellas, por lo que esto se convierte en una inversión riesgosa, pero que vale la pena.

La compañía de internet, Artemis, de Alex Stamos se encuentra proponiendo el .secure para proteger las identidades e intereses de pequeños negocios locales tales como consultorios médicos, bancos y nóminas, al contar con mayores medidas de seguridad en caso de algún ataque informático.

En el apartado privado, algunos inversionistas con mucha prospectiva se encuentran proponiendo diferentes sufijos relacionados con la industria de la pornografía antes de que alguien más lo haga. Entre algunas de las direcciones se encuentran .sex, .porn, .xxx y .adult.

¿Qué sucederá con la internet que conocemos? ¿Este será el cambio definitivo que la red de redes tanto necesita? El debate se encuentra abierto.

Referencias: Yahoo, NewsTimes y Time

Desde la Red…
Comentarios