Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Sabemos bien que en Estados Unidos las demandas son cosa de todos los días. Y eso ocurre tanto a nivel empresarial como a nivel casero. Los ciudadanos de aquel país son capaces de demandar al vecino si la sombra de un árbol de él cae en su jardín, pero desde luego, los casos importantes de mencionar es cuando en las pugnas legales aparecen grandes nombres como Google.

Después de cinco años de litigio a varios niveles en el sistema legal de los Estados Unidos, se ha llegado a una conclusión por parte del jurado. Google estará obligado a pagar 20 millones de dólares a dos desarrolladores después de que el jurado llegó a la conclusión que la empresa infringe tres patentes cuando se diseñó parte de las características antimalware de Chrome.

Google podría bloquear pronto enlaces con torrents

Los propietarios de esas patentes son Alfonso J. Cioffi y la familia de Allen Rozman, quien murió en el 2012, poco después de haber demandado al gigante de las búsquedas. Los programadores decían que Google violó cuatro patentes cuando pusieron la característica de su “Sandbox” en Chrome, la cual toma el contenido sospechoso de la web y ejecuta éste en un proceso separado del navegador, en un entorno cerrado y sin peligro, para proteger los archivos cruciales del navegador.

Google, curiosamente, ganó la primera instancia del juicio en el 2013, pero perdió en la apelación en la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el circuito federal en el 2015. En el punto clave de ambas decisiones estaba la frase “proceso en el navegador web”, el cual Google dijo que era muy genérico como para describir las características antimalware incluidas en Chrome. Incluso Google argumentó que los dos ingenieros escribieron su patente de forma tan genérica que podría aplicarse a muchas tecnologías hoy en día.

Google estaba tan convencido de que la corte del circuito federal estaba tan equivocada, que en el 2015 puso una demanda en la Suprema Corte de los Estados Unidos para que escucharan su caso. Pero la Corte no parece haberse impresionado y en enero de este año tiró abajo la petición de Google, mandando el caso a un juicio en la Corte de Distrito en el este de Texas, conocida por sus reglas a favor de los propietarios de patentes.

Google pone en código abierto Chrome para iOS

Después de un largo juicio, el lunes pasado, el jurado estableció que Google debe 20 millones en daños, en la forma de utilidades, lo cual significa básicamente que la compañía tendrá que pagar más dinero en la medida que Chrome sea más popular en el futuro. Dicho de otra manera, los dueños de las patentes empezarán a percibir mucho dinero en regalías, por parte de Google.

Referencias: Bleeping Computer 

Desde la Red…
Comentarios