Como bien sabrán todos los usuarios de Apple, desde la llegada de iOS 11 muchas aplicaciones dejaron de funcionar, esto fue porque Apple volvió a su sistema operativo incompatible con apps que tuvieran una arquitectura de 32 bits, con el fin de obligar a los desarrolladores a actualizar sus aplicaciones a una arquitectura de 64 bits.

Debido a que es mucho más eficiente y permite aprovechar de mejor manera los recursos del equipo, además de que permitió a la compañía sanear la tienda de miles de aplicaciones abandonadas que desde hace años no recibían mantenimiento alguno (actualizaciones) y que podían representar un riesgo de seguridad para sus usuarios.

Pero ahora esta medida que dejó en el olvido miles de aplicaciones y juegos, llegará de igual manera en macOS, donde ahora el gigante de Cupertino ha mencionado que a partir del 1 de enero de 2018, ninguna aplicación de 32 bits podrá ser publicada en la Mac App Store, además de que se les invita a todos los desarrolladores a actualizar sus aplicaciones para que trabajen sobre una arquitectura de 64 bits.

¿Por qué Apple sacó un teléfono de 64 bits?

También, la división de desarrollo de Apple, hizo hincapié en que los desarrolladores que distribuyan aplicaciones fuera de la App Store, vayan trabajando en versiones de 64 bits, esto para garantizar su función en las Macs, dejando entre dicho que MacOS High Sierra será el último operativo de la manzana compatible con esta arquitectura.

Como recordatorio, las nuevas aplicaciones enviadas a App Store de Mac, deberán ser compatibles con una arquitectura de 64 bits a partir de junio de 2018. Si distribuye sus aplicaciones fuera de la App Store, les recomendamos ampliamente distribuirlas con binarios de 64 bits para asegurarse de que los usuarios puedan continuar ejecutando sus aplicaciones en versiones futuras de macOS.

La última versión de macOS que admite aplicaciones de 32 bits sin compromiso es macOS High Sierra.

Así que ya saben, si son de esos usuarios —como es mi caso— que cuentan con aplicaciones “antiguas” que funcionan muy bien pero que están casi seguros que corren únicamente en 32 bits y que difícilmente creen que regrese su creador con una nueva actualización, es mejor tomar las cosas con calma, resistir lo más posible macOS High Sierra, e ir buscando un digno reemplazo que sea lo más similar a ésta, aunque claro, sabemos que muchas aplicaciones son irreemplazables.

 

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios