Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El mercado de los teléfonos inteligentes en ocasiones me asombra. Si consideramos que actualmente los smartphones hacen ya mil cosas, ¿quién necesita nuevas opciones? ¿es que acaso lo que tienen los teléfonos modernos puede aún aumentarse? ¿qué es lo que se espera que Apple presente en su nuevo iPhone, ahora que llega a los 10 años de vida?

El nuevo iPhone supuestamente incluirá nuevas características como una pantalla alta resolución, recarga del dispositivo por un medio inalámbrico y hasta sensores 3D. Y si para muchos esto son novedades o innovaciones tecnológicas, debo decirles que mucho de esto ya lo tiene la competencia del iPhone desde hace algunos años.

De acuerdo con Timothy Arcuri, un analista de Cowen & Co., más del 40% de los iPhone en el mercado tienen al menos dos años de uso. Y quizás la razón de esto es que Apple adopta muy lentamente las tecnologías que otros fabricantes deciden poner en sus teléfonos. Y de hecho, muchas de las críticas a Apple en su iPhone 7 se reflejan por la falta de diferenciación de los modelos anteriores.

El punto es que tal vez el teléfono del décimo aniversario nos indique la estrategia de la empresa: si está manejada por las innovaciones tecnológicas o bien por los ciclos de actualización y por las necesidades del mercado. “Cuando un mercado se satura, el crecimiento entonces tiene que ver con las actualizaciones”, dice Bob O´Donell, de Technalysis Research. “Esto es exactamente lo que le pasó a las PCs. Esto es lo que le está pasando a las tablets. Esto es lo que ahora empieza a pasarle a los teléfonos”.

¿De qué material será el próximo iPhone?

Apple no ha dicho nada sobre las novedades de su nuevo iPhone, pero los analistas y reportes de Asia, que es donde están muchos de los fabricantes de los componentes del iPhone, indican que la nueva pantalla del teléfono de la manzana será tecnología OLED, posiblemente con un biselado curvo. Y como parte del modelo de aniversario se esperaría otro diseño, pero muchos consideran que esto último no va a pasar.

Algunas de las tecnologías anticipadas de las que se ha hablado, por ejemplo, la recarga inalámbrica, no parece aun estar muy claro si estará en el nuevo teléfono. Pero esta tecnología ya la tiene Samsung, que en algunos de sus teléfonos soporta dos estándares diferentes, uno llamado Qi y otro llamado AirFuel.

Se sabe que recientemente Apple se unió al grupo que respalda Qi, pero hay al menos cinco grupos diferentes en el asunto de recarga inalámbrica dentro de Apple, de acuerdo con gente que dice conocer lo que pasa dentro de la empresa (aunque desde luego, esto parece más un rumor indemostrable).

Con respecto a los sensores 3D, hay ya uno escondido en el iPhone 7. La cámara frontal tiene algo que se conoce como el sensor de tiempo de vuelo, el cual ayuda a su sistema auto-foco y éste se usa en numerosos teléfonos, incluyendo el Blackberry, de acuerdo con TechInsights, una firma que examina los chips dentro de los dispositivos electrónicos. Ahora bien, el sensor podría actualizarse a una versión que pudiese manejar el reconocimiento facial, peor bueno, habrá que esperar a que salga el teléfono.

Hay analistas que han especulado sobre el botón de inicio del iPhone, que podría ser eliminado poniendo en su lugar un sensor de huella digital debajo de la pantalla frontal, basándose en la patente que Apple tiene al respecto.

Samsung y Apple cierran un acuerdo millonario para la fabricación del nuevo iPhone

Pero sea como sea, Apple hará seguramente mucho ruido con su nuevo iPhone del décimo aniversario. “El iPhone puso los estándares en el cómputo móvil en la primera década y apenas estamos empezando. Lo mejor está por venir”, ha dicho Tim Cook, CEO de la empresa el pasado 8 de enero, la fecha en la que Steve Jobs anunciara en el 2007 el primer iPhone.

Apple sin duda, sabe vender, y tan sabe cómo funciona la publicidad que en el año 2015 gastó 1.8 mil millones de dólares en anuncios, más del 50% con respecto al año anterior y ciertamente cuatro veces los 467 millones de dólares que la compañía de la manzana gastó en el 2007 cuando salió a la venta el primer iPhone.

El iPhone cuesta en Estados Unidos 969 dólares, con las actualizaciones de memoria y el nuevo acabado del teléfono. O´Donnell piensa que el nuevo iPhone costará más de 1000 dólares y es probable que el marketing haga su tarea bien y el teléfono en cuestión, sin grandes avances pero siendo el modelo del décimo aniversario, se venda tanto como un modelo que tuviese innovaciones tecnológicas importantes.

Referencias: Reuters 

Desde la Red…
Comentarios