Paul-Allen

Paul Allen, el cofundador de Microsoft, fue el blanco de un robo de identidad organizado por Brandon Lee, un soldado retirado de las fuerzas armadas de Estados Unidos, con la intención de robar dinero de su cuenta bancaria multimillonaria.

Lo que Brandon Lee hizo fue intentar cambiar la dirección de la cuenta en Citibank de Allen, en Seattle, EU, a una propia en Pittsburgh para recibir una tarjeta de débito en su hogar.

Según Associated Press (AP), Price quería obtener $15 mil dólares para pagar $658.81 dólares a un préstamo del Banco de las Fuerzas Armadas. Entonces, presuntamente habría intentado hacer compras en GameStop, una tienda de electrónicos,  y Family Dollar, una tienda departamental de descuentos.

Supuestamente, el empleado de Citibank fue quien alertó a Allen y al FBI del movimiento, lo que permitió que el fraude no llegara a mayores. Las perdidas financieras para el empresario hubieran sido mínimas, pero la acción no deja de ser un delito. Sin embargo, hay que imaginarnos la desesperación de un hombre para hacer un fraude de esta magnitud y pagar sus deudas.

Fuente: GeekWire.

Enlaces Patrocinados
Comentarios