Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

googlerank00Cuando entramos a un buscador como Google, que probablemente sea el más usado del mundo, éste encuentra los sitios relevantes a nuestras preguntas de acuerdo a una serie de parámetros. Google ha identificado, por ejemplo, que una medida que parecía razonable era usar el número de enlaces de entrada a la página web para así medir la calidad de los resultados que entrega el buscador al usuario. Sin embargo, páginas web llenas de información errónea o falsa pueden subir sus ranking si mucha gente hace una liga a estos sitios.

Por ello, parece ser que Google está refinando su algoritmo buscador mediante la medición de la calidad por los hechos y no solamente los enlaces. Un equipo investigador de Google está adaptando este modelo para medir qué tan confiable es una página y en lugar de contar enlaces, el sistema -el cual aún no está en operación- cuenta el número de hechos incorrectos dentro de una página. “Una fuente que tiene pocos hechos falsos se considera más confiable”, dice el equipo. La puntuación que se logra se llama “Knowledge-Based Trust score” (puntuación de confianza basada en conocimiento”).

El programa trabaja colocando esto en una “caja de conocimiento”, un lugar donde se almacena una gran cantidad de hechos que Google ha sacado de Internet. Hechos que la web unánimemente considera cercanos a la verdad. Las páginas web que contienen información contradictoria inmediatamente bajan su puntuación en este índice, por llamarlo de alguna manera.

Hay muchas apps que tratan de ayudar a los usuarios de Internet a encontrar los hechos verdaderos. LazyTruth es una extensión del navegador, por ejemplo, que trabaja sobre los buzones de entrada de los correos para buscar aquellos que son falsos. Emergent, por ejemplo, es un proyecto de la Universidad de Columbia, en Nueva York, que encuentra en qué sitios hay rumores infundados y que después busca en otros sitios haciendo referencias cruzadas para hallar la verdad.

LazyTruth fue desarrollado por Matt Stempeck, ahora el director de “civic media” en Microsoft de Nueva York, el cual busca desarrollar un programa que exporte el conocimiento hallado en servicios que verifican la información tales como Snopes, PolitiFact y FactCheck.org de manera que cualquier tenga fácil acceso a ellos. Stempeck de hecho observa un interesante problema: ¿Cómo corregir la información equivocada que la gente cree? porque la gente se pone muy a la defensiva cuando alguien pone en tela de juicio sus ideas… Y da con una solución: “si la respuesta viene de Google puede ser que las personas estén en un estado más receptivo”

Referencias:

New Scientist

Desde la Red…
Comentarios