Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Montgomery_Uber

“Si estoy llevando a una persona al aeropuerto es porque seguro se va de viaje y dejará su casa vacía por, al menos, unas horas. El tiempo suficiente para robar su casa”. Probablemente algo muy parecido es lo que pensó Gerald Montgomery, un conductor de Uber de Denver que fue arrestado ayer 31 de marzo al intentar robar la casa de uno de sus clientes del servicio de transporte.

Según información reportada por el periódico The Denver Post y la agencia de noticias AFP, el conductor de Uber regresó a la casa de su cliente inmediatamente después de haberlo llevado al aeropuerto el jueves 26 de marzo para intentar entrar por la puerta trasera de la casa; sin embargo, no contaba con que el cliente no vivía solo y había alguien más en la casa.

Al percatarse de que alguien intentaba entrar a la casa, la persona que estaba al interior decidió denunciar y todo derivó en el arresto de Gerald Montgomery, de 51 años, quien ahora tendrá que pagar una fianza de 10 mil dólares para poder seguir su investigación en libertad o, de lo contrario, se quedará arrestado en lo que se resuelve su situación legal.

En cuanto se enteraron de la situación, la oficina de Uber en Denver le suspendió el acceso a Montgomery a la aplicación, por lo que nunca podrá volver a desempeñarse como conductor de la plataforma.

Ahora el debate en Denver y muchas partes del mundo con respecto al uso de Uber es sobre los riesgos que implica que los conductores, y en general el servicio, sepan en dónde es que uno vive y los lugares que frecuenta, como podría ser la casa de nuestra pareja sentimental, amigos o padres.

 

Referencia: The Denver Post

Desde la Red…
Comentarios