Hoy en día, la manera en que la sociedad se informa, ha revolucionado por completo. Antes, había que esperar a las nuevas ediciones de periódicos impresos para mantenerse a la vanguardia de lo que ocurría en el mundo. Ahora, con el auge de Internet y la llegada de las redes sociales, la difusión de noticias ha cambiado en gran medida. Las personas utilizan a medios como Facebook para enterarse de lo más destacado.

De igual modo, los usuarios logran confundir a las fuentes verídicas con las noticias falsas que navegan en la red y esto se ha puesto muy de moda; tanto que algunos portales web han decidido tomar cartas en el asunto para evitar a toda costa que la población se desinforme, cayendo en el pánico irracional.

Actualmente, la sociedad busca inmediatez, información ya digerida; incluso hay quienes se conforman con leer los encabezados para enterarse de lo más relevante, por lo que no es de extrañarse que millones de usuarios no se detengan a verificar las fuentes confiables y fidedignas, dejándose llevar por las noticias falsas que cumplen con el objetivo de engañar y distorsionar la realidad.

Las novedades de Whatsapp que se rehúsan a llegar

WhatsApp es la aplicación de mensajería más popular a nivel mundial y son millones de usuarios los que difunden mensajes falsos, o cadenas que solamente generan pánico. De igual modo, son millones los que creen estas situaciones sin detenerse a verificar que sea información validada por fuentes oficiales.

En Málaga, ciudad y municipio de España, una mujer de 42 años de edad fue detenida como presunta responsable de un delito de desórdenes públicos al difundir por WhatsApp una noticia falsa en la que se aseguraba la presencia de dos terroristas yihadistas en dicha ciudad.

De acuerdo con Europa Press, la mujer puede ser castigada con hasta un año de prisión por provocar una falsa alarma que precisó de una importante movilización policial.

“Las investigaciones apuntan a que la mujer reprodujo una supuesta intervención policial que se habría llevado a cabo en un establecimiento hostelero de la capital (en el que la narradora estaba empleada) y que finalizaba con una entrada y registro en el domicilio de los presuntos terroristas”

Cuando el audio fue confeccionado, la mujer difundió la noticia falsa a través de WhatsApp, lo que generó que esta información se difundiera inmediatamente en redes sociales, creando una alarma social por el contenido del mensaje, además de provocar que los órganos policiales y los medios de comunicación se movilizaran al respecto creando aún más pánico con manifiestos incorrectos.

El Código Penal de España se basó en el artículo 561 para sancionar a la mujer por haber simulado y afirmado una situación falsa de peligro.

Ante esta situación, es muy importante que seamos conscientes de lo que estemos difundiendo. Si bien muchas cosas terribles podrían ser verdaderas y merecedoras de propagación, no todo podría ser verdad, así que hay que comprobar que las fuentes sean verídicas.

Si algún mensaje te llama la atención por la naturaleza de su premisa, busca en Internet, busca sitios confiables y verídicos. No te dejes llevar por lo superficial. Si notas que la noticia se trata de algo verdadero, compártelo, pero si dudas de su procedencia, procura no difundirlo. Hay que evitar el miedo irracional, que, en ocasiones, podría ser contraproducente.

Ahora WhatsApp ya contará con mayor calidad en sus imágenes

En España ya se están tomando cartas en el asunto, ¿Qué está haciendo México para evitar noticias falsas?

Referencia: Europa Press

Enlaces Patrocinados
Comentarios