Una pareja de Carolina del Sur ha demandado legalmente a Amazon, alegando que la compañía vendió lentes para ver el eclipse que no eran adecuados para protegerla vista para cuando ocurriera el fenómeno natural. La demanda se puso en una Corte Federal del Estado de Carolina del Sur.

La pareja formada por Corey Thomas Payne y Kayla Harris, de Charleston, Carolina del Sur, compró un paquete de tres lentes para poder ver con seguridad el eclipse solar. Esto ocurrió a principios de agosto. Usaron esos lentes el 21 de agosto, el día del eclipse, que fue visto en muchas partes de la Unión Americana.

La pareja dice que nunca vieron al Sol directamente, sino que siempre con los lentes puestos, pero poco después del eclipse, empezaron a experimentar problemas visuales: manchas oscuras en su visión, vista borrosa y cambios en la percepción del color, indica la demanda. Todos estos son síntomas de la llamada retinopatía solar, o daños en la retina del ojo por ver directamente al Sol. Frecuentemente estos síntomas son temporales, pero en ocasiones son permanentes.

Amazon podría lanzar una aplicación para competir contra Whatsapp

Antes del eclipse, Amazon advirtió que algunos de los lentes que se vendían en su tienda podrían no ser suficiente protección. Amazon mandó a los compradores de los mismos indicando que la compañía no podía verificar si todos los lentes que se usarían para ese propósito funcionarían adecuadamente y sugerían comprar lentes con un fabricante bien recomendado. Pero Payne y Harris dicen que nunca recibieron el correo mencionado.

Los demandantes están buscando además representar a otros que como ellos, dicen tuvieron daños en sus ojos por usar estos lentes defectuosos. A ver en qué acaba todo esto.

Los mitos más populares sobre los eclipses

Referencias:Live Science 

Enlaces Patrocinados
Comentarios