Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En estos días, en el Consumer Electronic Show, Microsoft presentó un beta de su nueva versión de Windows, la 7, pues ya pasó la moda de nombrar a Windows por el año de su salida al mercado: 95, 98, 2000, 2003, etc. Ahora se regresa al número de versión y listo. Windows Vista pasa a ser entonces Windows 6.

Pero aparte de presentar la versión beta, Microsoft, en boca de Steve Ballmer, el CEO del gigante en Redmond, anunció la disponibilidad a todos los curiosos, beta testers, desarrolladores, etc. de Win 7 beta, la cual desde el viernes pasado iba a estar disponible. Como era de suponerse, el sitio de Microsoft se saturó. Ahora resulta que todos quieren probar y tener la beta de Windows 7 en sus computadoras. Tardaron en arreglar el problema pero finalmente todo aquel interesado en este producto pudo bajarlo.

Si le hubiésemos preguntado a cualquier usuario de PC qué piensa de Windows ANTES del aviso de Microsoft sobre Win 7, seguro le contestaría que “es una porquería“, “no sirve“, “se cae por todo“, etc. Y sin embargo, a pesar de que Windows es una mugre supuestamente, ya está todo el mundo desesperado por hacerse de este beta, que desde luego, tendrá sus “asegunes“, para decirlo de la manera más coloquial posible.

Yo, por ejemplo, tengo instalado Windows Vista Home Premium. No es la quintaesencia en los sistemas operativos pero hace bien su trabajo. Se cae pocas veces y lo único que realmente lamento es su esquema de protección al instalar un programa. De hecho, por un problema en los permisos del usuario, Delphi 7, por ejemplo, cuesta mucho trabajo instalarlo en Vista, pero sólo por eso y no porque no pueda correr en esta versión del sistema operativo de Microsoft. Aparentemente las políticas de permisos en el nuevo Windows serán cambiadas y entonces estaremos todos contentos. Además, parece ser que esta nueva versión ocupa menos recursos que Windows Vista y de pronto Microsoft resurge, como el ave fenix, de sus cenizas y regresa al escenario como -ahora sí- EL sistema operativo que todos estábamos esperando. En estos días lo bajaré y probaré a ver si de verdad es tan maravilloso como los comentarios hasta ahora vertidos.

Me parece curioso además leer los comentarios aquí en unocero.com, sobre la experiencia de los que ya bajaron Win 7 beta, lo instalaron y empezaron a jugar con él. Todos están -por lo menos en un inicio- fascinados, contentos, maravillados pues, por el Win 7 beta. ¿Cómo es posible? ¿De verdad alguien cree posible que Win 7 haga todo bien y que no adolezca de los n defectos de sus antecesores? ¿No será que de pronto hablamos bien de Win 7 beta porque Microsoft, en un  alarde nunca antes veces visto, lo está entregando gratuitamente para que lo probemos?

En el fondo todos caemos en la propaganda de los medios. Nos dan la posibilidad de obtener gratis y legal el win 7 (aunque sea beta) y entonces todos hablamos bien de él. “A caballo regalado no se le miran los dientes“, reza el refrán. Pasa exactamente igual que en las campañas presidenciables. El candidato del partido X es ahora el que sí sabe cómo hacerlo. Decía López Portillo que México era un país mágico, en que cada seis años se renovaba la esperanza. Pasa exactamente lo mismo ahora con Windows 7. Renueva la esperanza de que ahora sí ÉSTE ES EL BUENO, ÉSTE SÍ SABRÁ CÓMO HACER LAS COSAS COMO SE DEBE. La realidad es que no entiendo por qué pensar así. Microsoft nunca ha mejorado notablemente sus sistemas operativos anteriores. Sí, sin duda han mejorado pero aún no hay un “quantum leap” , un salto cuántico de una versión a otra. Así que, ¿por qué tanta desesperación por hacerse del beta de windows 7? ¿por qué todos los comentarios son a favor? ¿es que de verdad alguien cree que Win 7 será lo que siempre el usuario de PC está esperando? Explíquenme.

Desde la Red…
Comentarios