Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hoy 24 de enero del 2009 se cumplen 25 años exactos del nacimiento de la Macintosh. Ese día Apple mostró el famoso comercial “1984“, dirigido por Ridley Scott, conocido por Alien, Blade Runner y Gladiator, entre otras películas. El comercial fue escrito por la agencia Chiat/Day y fue transmitido el día 22 de enero de 1984 en el Super Bowl XVIII que se jugó entre los pieles rojas de Washington y los raiders de Los Angeles. El comercial muestra a un personaje femenino (Anya Major),  corriendo hacia una pantalla gigante en donde aparece una imagen de un peculiar “gran hermano” orwelliano. El personaje del gran hermano está dando órdenes a un grupo de personas que parecen ser prisioneros sin mayores ambiciones, una velada referencia a la empresa IBM de ese entonces. La mujer tira un gran mazo contra la pantalla y al chocar contra ella se hace un resplandor… Y entonces aparece una leyenda que dice: “en enero 24, Apple Computer introducirá la Macintosh y entonces usted verá por 1984 no será como 1984“.

De acuerdo a Andy Hertzfeld, el nombre original de Macintosh se debió a Jef Raskin debido a que ese era su tipo favorito de manzana, pero por poco y ni siquiera se llama así. Cuando en 1981 Jef Raskin se ausentó, Steve Jobs y Rod Holts tomaron la decisión de cambiar el nombre de Macintosh a alguna otra cosa. Ellos sentían que el nombre sonaba más bien a una especie de “nombre código” del producto, por lo cual debían ponerle otro.  Holt decidió que “Bicycle” (bicicleta) era un mejor nombre originado de un anuncio que Apple había puetso en la revista Scientific American en donde Jobs decía que las computadoras personales eran “bicicletas de la mente“. La lógica era que los humanos podían correr tan rápidos como otras especies, pero un humano, sobre una bicicleta, les ganaría en una carrera. El edicto de Rod nunca tuvo efecto y nadie le hizo caso. Por alguna razón el nombre Macintosh prevaleció.

Fuente: ZDnet

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios