Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El poder de cómputo actual, a nivel casero, es realmente sorprendente. Se pueden tener computadoras con varios núcleos o mejor aún, varios procesadores interconectados entre sí para de esta manera tener un poderoso sistema con muchísimos núcleos. Para sacar provecho de esto, se necesita software que pueda controlar esto.

Steve quería usar el Xserve de Apple, pero resultó que la empresa lo había descontinuado. Xserve fue el nombre de la línea de servidores en rack diseñados por Apple. Cuando el Xserve fue introducido en 2002, era el primer servidor desde la Apple Network Server de 1996. Inicialmente se introdujeron servidores con uno o dos procesadores PowerPC G4, en 2004 se introdujo un nuevo diseño que incorporaba, por aquel entonces nuevo PowerPC G5, y, posteriormente, a mediados de 2006 se cambio la arquitectura interna, como parte de la transición general de la compañía, hacia los procesadores Intel.

El Xserve se podía utilizar para una variedad de aplicaciones, incluyendo servidores de archivos, servidor web, o incluso para la computación de aplicaciones informáticas de alto rendimiento, mediante la agrupación en clústers de servidores dedicados, para esta función el Xserve nodo de clúster, se servía sin tarjeta de vídeo y unidades ópticas. El 5 de noviembre de 2010 Apple anunció que el Xserve quedaría descontinuado el 31 de enero de 2011 y se reemplazaría con el Mac Pro Server.

Buscando una solución alternativa, a Steve se le ocurrió juntar 160 Mac minis en un rack, lo cual equivale a 640 núcleos reales, o 1280 núcleos si contamos la técnica de hyperthreading. Halló, para empezar, que nadie había hecho un rack lo suficientemente amplio para meter tantas Mac mini. Entonces Steve buscó quién se lo hiciera. Pero eso no era el peor problema. 160 Mac minis generan mucho calor, por lo que Steve diseñó una puerta con cuatro ventiladores de automóviles, conectados a un controlador de un motor de 40A de Corriente Directa (DC).

Otro reto, no menos importante, fue dar potencia eléctrica a todas las Mac minis. Ya que el diseño fue para un datacenter, las minis deberían obtener la energía de una Unidad de Distribución de Potencia (PDU por sus siglas en inglés). Esto requeriría muchísimos cables. La solución fue un cable con cuatro cables Y para las minis. Esto permite que cada cuatro minis se energicen desde un contacto eléctrico . Se necesitan entonces 40 contactos eléctricos para energizar a todas las minis.

El resultado final es un rack profesional que puede reemplazar un rack de servidores XServe y con capacidad de acvtualizarse en el futuro.

Referencias:

HackaDay

Desde la Red…
Comentarios