En un evento organizado por Amazon, su división de servicios web presentó un par de soluciones para el transporte de grandes cantidades de información, donde a diferencia de la creencia popular son mucho más simples de lo que parece.

Para los que no estén muy familiarizados, Amazon Web Services se encarga de gestionar todo lo relacionado con sus servicios en la nube, ofrecidos a través de su página, desde hosting, gestión de información, respaldo, etc, siendo en la actualidad una de las opciones más importantes de computación en la nube siendo un fuerte competidor de Microsoft y Google.

Uno de los servicios con los que cuenta Amazon es justamente la mudanza de datos y es que a diferencia de mudar toda esta información a través de internet, Amazon considera que resulta mucho más practico y rápido transportar todos estos datos físicamente, y para ello cuenta con dos soluciones bastante interesantes.

La primera se llama Snowball, y consiste en una caja que se asemeja al de una torre de computadora la cual sirve para transportar hasta 100 TB de datos. El cual tiene un costo de 300 dólares por el servicio, que cubre 10 días, mientras que el día extra tiene un precio de 30 dólares.

Ahora, para los que necesitan transportar más información, llega Snowmobile, el cual consiste en un tráiler, donde su caja sirve como deposito el cual puede almacenar hasta 100 petabytes de datos de manera segura. Como ejemplo, Amazon explica que mover un Exabyte con una conexión estable de 10 Gbps tomaría aproximadamente 26 años, mientras que con 10 de sus camiones Snowmobile, toda la transferencia incluyendo la subida a la nube tomaría 6 meses.

Aunque todavía se desconocen los precios del servicio de Snowmobile, es de suponerse que no es nada económico aunque seguramente serán atractivos para las empresas que buscan cambiar su información de proveedor de servicios.

Fuente: AWS

Enlaces Patrocinados
Comentarios