Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El próximo capítulo del Shooter, Medal of Honor, se considera un juego que replica de manera más fiel el sentir de un soldado en un conflicto bélico nocturno. De hecho, los publicistas de este título se han esmerado en hacer de Medal of Honor una experiencia tan real que adquirieron las licencias para poner las marcas de las diferentes armas que aparecen en acción para promover el uso “responsable” de armas reales en el juego. La línea entre la diversión virtual se desvanece con la violencia real.

En el sitio oficial de Medal of Honor existen links directos a los manufacturadores de las armas que aparecen en el juego como una forma de decir, “Ahora sal a la calle y haz las maravillosas cosas que acabas de hacer en tu videojuego favorito.” Como si las masacres en Estados Unidos no fueran suficientes, un juego que llega a millones de personas al rededor del mundo se dedica a “conseguirles” armas a sus clientes.

Medal of Honor: Warfighter consiguió 11 licencias de diferentes armeros para agregarle más autenticidad a su historia. En el sitio oficial, los enlaces directos a los catálogos de algunas marcas se encuentran disponibles para su adquisición inmediata. Por si esto fuera poco, el hacha para lanzar que aparece en una de las misiones del juego también está disponible para venta con todo y filo para incrementar su efectividad letal.

Estamos conscientes que un gatillero en primera persona tiene que ser realista y que muchas veces se promueve la violencia épica para que nos acostumbremos a resolver los conflictos de manera agresiva. Sin embargo, una cosa es jugar a matar con un control en mano que buscar las armas que uno acaba de usar para salvar al mundo y salir a la calle con ellas.

En una sociedad como la estadounidense, el control de armas es un asunto serio que debe discutirse y resolverse cuanto antes. La idea de un juego que sea accesible para algunas mentes proclives a la violencia que promueva este tipo de productos para anunciar orgullosamente lo real que será su experiencia es un gran tache para EA, el desarrollador de Medal of Honor: Warfighter. ¿Para qué alguien necesitaría un rifle con 3000 metros de letal precisión? Esto ya se llama entrenamiento de guerrilla en un videojuego.

Referencias:

Destructoid GameLogical

Desde la Red…
Comentarios