Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Microsoft anunció hoy una nueva característica para los poseedores de un Xbox One: la posibilidad de jugar contra jugadores de otras consolas. Esto es algo que la compañía ha insinuado durante años, pero parece que finalmente será una realidad que usuarios de Xbox One, PS4 y PC podrán jugar entre ellos.

Los desarrolladores creando juegos para Xbox One y Windows 10 tendrán la posibilidad de añadir esta característica a sus títulos, pero también requerirá que Sony y otros participen en el mismo programa para que los juegos puedan jugarse entre todas estas plataformas.

El primer título que hará uso de esta función será Rocket League y Microsoft hace notar que existe una invitación abierta para que otras compañías fabricantes de consolas participen, con el fin de que los jugadores puedan jugar entre ellos sin importar qué plataforma estén utilizando.

En caso de que las empresas decidan seguir los pasos de Microsoft, esto podría cambiar la manera de jugar videojuegos en un futuro. Actualmente, los jugadores están restringidos a jugar en línea sólo con otros usuarios de Xbox Live o PlayStation Network, pero eliminar esa restricción traería grandes beneficios a la industria, ya que los juegos serían mucho más atractivos.

Sin embargo, también es un tema que generaría mucho debate, debido a la diferencia de controles, sobre todo en PC, ya que el uso de un mouse y teclado puede marcar una ventaja significativa sobre las consolas caseras.

Es por ello que los desarrolladores tendrían que diseñar un sistema para equilibrar el gameplay de sus juegos para que éstos se jueguen de manera indiferente en cada plataforma, además de que tendrían que invertir más recursos para habilitar la función de juego entre diferente hardware, por lo que será cuestión de cada estudio decidir si implementar o no la opción, basándose en si sería algo redituable a largo plazo.

Referencias: Xbox News, Polygon

Desde la Red…
Comentarios