Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Desde su lanzamiento el pasado mes de julio, Pokémon GO ha dado lugar a robos a mano armada, un par de puñaladas, un tiroteo mortal, gente caminando en los bordes de los acantilados, y hasta al descubrimiento de al menos tres cadáveres.

La mayoría de estos accidentes podrían haber sido evitados si dicho juego no existiera, pero al final, la necesidad de atrapar una criatura virtual pudo más que el sentido común. Lo anterior hizo que la National Highway Traffic Safety Administration realizara un estudio sobre el uso de Pokémon GO mientras se conduce un automóvil.

Publicado durante el fin de semana en el Journal of the American Medical Association, el estudio utilizó minería de datos para determinar los casos en que se estaba usando la aplicación en un vehículo y cómo es que esto provocó, en muchos caso, accidentes.

Para obtener esta información, los investigadores usaron historias encontradas en Google News del 10 al 20 de julio, las cuales incluían palabras claves relacionadas con Pokémon, Conducción, Automóvil, Vehículo, etc, además de una muestra de cerca de 350 mil tuits que combinaban las mismas etiquetas.

Una muestra aleatoria de 4 mil tuits de los 350 mil fueron analizados por los investigadores para determinar si se trataba de un conductor, pasajero o peatón quien jugaba Pokémon GO. Lo que encontraron fue que aproximadamente el 33 por ciento de ellos indicó que un conductor, un pasajero o un peatón se distrajo con el juego.

Cuando se analizaron los resultados de Google News  los investigadores descubrieron 14 choques de automóviles relacionados con Pokémon GO durante el mismo periodo de diez días, y en uno de estos casos, el conductor estaba tan distraído que estrelló su coche con un árbol.

Como señalaron los investigadores en el estudio, la distracción al momento de conducir es la causante de que miles de personas mueran todos los años en Estados Unidos. Por ello, hay una necesidad de abordar las formas en que la gente maneja y ahora que la realidad aumentada comienza a ser algo normal en la vida cotidiana, debemos de descubrir maneras de incorporar maneras seguras para el uso diario de esta tecnología.

En algunos casos, estas medidas de seguridad pueden ser tomadas por los desarrolladores de juegos para asegurarse de que su producto no se utilice durante la conducción. Pokémon GO, por ejemplo, no permite que los huevos eclosionen si estás conduciendo mucho más rápido de 25 kilómetros por hora.

Si bien esto es un comienzo, está claro que no es un factor disuasivo suficiente para algunos jugadores. Aunque los autores del estudio escriben que ahora es el momento para desarrollar controles adecuados para juegos de realidad aumentada antes de que las normas sociales desarrollen o alienten prácticas no seguras, tal vez sólo sea más fácil si tomas un descanso de convertirte en un maestro Pokémon mientras manejas.

Referencias: JAMA, Kotaku

Desde la Red…
Comentarios