Una demanda más contra Blizzard viene de parte de sus fans, el soporte de la popularidad y poder de estos estudios. Después de los grandes problemas de seguridad que Battle.Net  ha sufrido a lo largo de varias semanas, esta compañía decidió ignorar el problema de raíz para aprovechar la oportunidad de vender a sus usuarios un autentificador de llavero para ingresar una clave que cambia cada cierto tiempo. Los fans se enfurecieron al enterarse de esto y organizaron toda una lucha legal contra la ambición de Blizzard y su negligencia al proteger su información de los hackers.

Los jugadores han organizado una demanda legal contra Blizzard debido a que la compañía no hace seguro a su sitio y, al contrario, intenta lucrar con la inseguridad de este al vender llaveros que muestran una clave aleatoria que cambia cada cierto tiempo conocido como el Autenticador Battle.Net. Estos dispositivos se venden en la tienda online de Blizzard por $6.50 dólares cada uno. No obstante, existe una aplicación para smartphone totalmente gratis que hace exactamente lo mismo.

La demanda subraya dos incidentes de seguridad en especial; un incidente en mayo donde Blizzard anunció que la información de algunos de sus jugadores fue robada, y un hackeo en agosto que robó los correos electrónicos y las preguntas de seguridad de otros usuarios. Blizzard, en lugar de investigar y procesar a los culpables, amen de prevenir estos ataques, decidió convertirse en el vocero criminal, además de ganar millones aprovechando esta brecha en la seguridad de sus redes.

Diablo III y World of Warcraft han sido los ojetivos de los hackers por ya bastante tiempo. Los usuarios de estos juegos tienen en riesgo la información de su tarjeta de crédito o su identidad ante la incapacidad de Blizzard por proteger los datos de sus jugadores a través de Battle.Net; sin embargo, esta compañía ha tomado una postura de indiferencia al aprovecharse de la inseguridad al “ofender” a los usuarios al venderles una solución temporal.

Este aparato le ha otorgado a la compañía ganancias cercanas a los 26 millones de dólares. ¿Qué tiene que hacer Blizzard para evitar el enojo de sus usuarios y poner fin a la polémica existencia de estos estudios? La respuesta es simple: escuchar a la comunidad de jugadores y garantizar seguridad para todos.

Referencias: GeekoSystem, GamesIndustry International.

Enlaces Patrocinados
Comentarios