El domingo pasado, Nintendo lanzó su consola 3DS en los Estados Unidos, un sistema portátil de juego que como característica principal ofrece tecnología tridimensional sin lentes. Aparentemente, a diferencia de lo que se hubiera pensado, la empresa japonesa busca algo diferente a lo que ofrece en 3DS para su siguiente lanzamiento de entretenimiento para el hogar.

En una entrevista reciente con CNN, Nintendo señaló que la tecnología 3D no será el producto estelar para los videojuegos dentro de casa.

“Glasses free (tecnología 3D sin lentes) es una gran cosa,” dijo Reggie Fils-Aime, presidente de Nintendo en E.U. “No hemos dicho públicamente qué será la próxima introducción de nuestra parte en el espacio de consolas para el hogar, pero basado en lo que hemos aprendido de 3D, probablemente, no lo incluirá.”

El Nintendo Wii fue lanzado en 2006, lo que pondría a la empresa en tiempo de un nuevo lanzamiento si sigue con su típico ciclo de vida de cada dispositivo de cinco años.

Dirigido a los gamers casuales con su novedosa tecnología de sensor de movimiento, Nintendo Wii se volvió la consola con mayor cantidad de ventas en 2008, antes de caer drásticamente en enero de 2011, cuando NPD (compañía de investigación de mercado) reportó que las ventas de Wii declinaron 31.5% ese mes comparado con el año anterior.

Así que, a pesar de que Nintendo ha defendido su tecnología 3D durante meses antes de que saliera a la venta 3DS, ahora busca otra plataforma para ofrecer en su próxima consola, cuando sea que ésta aparezca.

Si bien casi a diario vemos nuevas aplicaciones de la tecnología tridimensional en nuevos dispositivos y software, el futuro de esa tecnología no está aún claro. Por una parte ya ha habido avances para poder eliminar el uso de costosos lentes especiales para apreciar la profundidad de las imágenes, pero el precio de los televisores 3D, por ejemplo, sigue siendo muy elevado.

Y no se diga todo lo demás que uno necesita para tener la experiencia 3D completa: reproductores, discos, consolas, software, etcétera. Todo eso se traduce en mucho dinero que en la actualidad uno no sabe si vale la pena invertir para el largo plazo. Tal vez sea mejor esperar a la estandarización de esa tecnología. ¿Ustedes qué creen?

Fuente

Imagen

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios