Microsoft es una empresa que por su tamaño ha incursionado en diversos nichos de mercado, muchas veces sin éxito. Por ejemplo, cuando salió el iPod, Microsoft no tardó en sacar el Zune, un dispositivo similar aunque poco atractivo visualmente si lo comparamos con los modelos de Apple.

La cuestión es que el Zune estuvo entre nosotros por años y simplemente el dispositivo no se vendía como se esperaba. Finalmente Microsoft decidió darlo de baja por sus ventas por demás insuficientes.

Y esto parece haberles pasado en la parte de la telefonía móvil. Satya Nadella, su director general, ha dicho que probablemente perdieron ya este mercado pero que la compañía no cometerá el mismo error con la realidad aumentada y con la realidad virtual.

En una plática para el Wall Street Journal el pasado lunes, el ejecutivo dijo que no había dudas sobre el hecho de que la compañía había perdido sus oportunidades cuando se acercó al mercado móvil.

“Claramente perdimos el mercado de los teléfonos móviles. No hay duda al respecto. Nuestra meta ahora es crecer con seguridad en categorías nuevas”.

Entre estas categorías se encuentran la realidad virtual y la realidad aumentadas, que de acuerdo a Nadella, son grandes oportunidades para el crecimiento futuro.

Aún con estas declaraciones, Microsoft no está totalmente fuera del negocio de la telefonía. Windows Phone tiene aproximadamente un 1% del mercado en este rubro a nivel mundial. E incluso Nadella dijo que ve el rol de su empresa como el de aquella que puede dar valor al nicho. Hizo referencia a su característica “Continuum”, la cual permite que los teléfonos con Windows 10 actúen como una PC cuando se conectan a una pantalla grande:

“Hemos hecho dispositivos que son teléfonos hoy en día, pero en lo que estamos enfocados es en las cosas únicas que se pueden hacer con el teléfono. Tenemos de hecho uno que puede reemplazar la PC de la misma forma que la tablet puede reemplazar a la laptop. Estas son las categorías que queremos crear”.

Nadella también indicó que está en la cacería de la siguiente categoría de grandes volúmenes, lo cual es donde él ve el potencial para la realidad virtual y la realidad aumentada:

“HoloLens podría ser el inicio de la computadora última, basada en la realidad mezclada”, dijo. Agregó también que las nuevas tecnologías, como la realidad aumentada, serán cada vez más importantes para la compañía pues ayudará a diversificar la dependencia que tiene Microsoft en el mercado d las PC solamente.

“Quizá la lección que hemos aprendido es que pensar que la PC era el centro de todas las cosas para el futuro fue equivocado. Fue tal vez uno de los mayores errores que hemos cometido”.

Referencias: Mashable 

Enlaces Patrocinados
Comentarios