China se ha caracterizado por ser un país sumamente cuidadoso en cuanto a medidas de restricciones de acceso a contenido que imponen las autoridades a los usuarios. Los habitantes no cuentan con la posibilidad de gran apertura en información a diferencia de otras naciones. Por dicho motivo, Facebook ha encontrado una nueva forma de entrar en China, lanzando discretamente una aplicación con otro nombre.

El país asiático cuenta con un régimen que realiza fuerte control sobre Internet, por lo que Facebook se vio obligado a abandonar China en el año 2009 luego de que la red social fue utilizada por activistas que buscaban manifestarse en contra del gobierno.

Colorful Balloon será el nombre de esta plataforma y permitirá que los usuarios organicen rápidamente fotos y videos, así como crear álbumes que puedan compartirse con familiares y amigos. En otras palabras, Facebook lanzó en China de manera anónima una app de fotografía para probar el potencial mercado y consistirá en ofrecer la posibilidad de compartir imágenes; cabe destacar, que dicha nueva red social está vinculada a la aplicación predominante del país: WeChat.

China da un gran paso hacia la construcción de computadoras cuánticas

En mayo pasado, Facebook aprobó el lanzamiento de Colorful Balloons, la cual es sumamente similar a la red social en cuanto a aspecto, funciones, herramientas, etc, además de que incluye la herramienta “Moments”. La red social sabe que para cumplir con su objetivo de conectar al mundo, no será posible sin tener al paías más poblado del planeta, así que Mark Zuckerberg no descansará hasta que eso sea posible.

Aunque la aplicación ya se encontrara en el mercado, fue hasta ahora que el periódico The New York Times reveló la conexión de Colorful Balloon con Facebook. En primera instancia, para saltar la censura, Colorful Balloon fue creada como una compañía local, sin ninguna relación con la red social. Puntualmente, se trata de una empresa llamada Youge Internet Technology, registrada en el este de Pekín.

La relación de Facebook y la aplicación china, se descubrió por una fotografía en la que la mujer que figura como directora de la compañía, Zhang Jingmei, apareció en un encuentro reciente entre Facebook y el gobierno de Shanghai, sentada junto a un ejecutivo de la red social.

Facebook desactivó esta inteligencia artificial porque creó su propio idioma

Acciones como la de Facebook, denotan la importancia que tiene China para las compañías tecnológicas, y no es de sorprenderse dado que el mercado chino cuenta con una audiencia cautiva que supera a los 700 millones de usuarios en Internet.

Referencia: The New York Times

Enlaces Patrocinados
Comentarios