Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Lenovo ha confirmado que varias de sus laptops Yoga no permiten instalar sistemas operativos basados en Linux. La compañía china dijo que el problema había sido causado por un cambio en su sistema de almacenamiento, que lee y graba datos más rápido de lo normal.

En Internet ha habido una gran confusión después de que uno de los empleados de Lenovo publicara que Linux había sido bloqueado por un acuerdo con Microsoft. Sin embargo, la compañía negó dicha prohibición deliberada.

Al parecer, la restricción afecta a las computadoras vendidas con la Signature Edition de Windows 10. Este término se refiere a la promesa de que software basura no está preinstalado en el equipo con el fin de evitar que el sistema operativo se alente.

Las laptops afectadas de Lenovo han estado a la venta durante meses. Pero su incapacidad para soportar las versiones actuales de Linux atrajo la atención después de un post publicado en el sitio de noticias Reddit.

En él se hace mención a todos los usuarios frustrados que no habían podido sustituir Windows 10 con Ubuntu, un sistema operativo libre basado en Linux utilizado por escuelas, gobiernos y diferentes consumidores que son atraídos debido a que es menos exigente con el procesador de la computadora, además de ser menos propenso a malware.

A todo esto, Lenovo emitió la siguiente declaración para evitar confusiones:

“Para mejorar el rendimiento del sistema, Lenovo está liderando una tendencia dentro del sector para la adopción del RAID en las SSD en ciertas configuraciones de producto. Lenovo no bloquea de forma intencional a los usuarios que utilizan otros sistemas operativos en sus dispositivos y está totalmente comprometida a proporcionar certificaciones Linux y guías de instalación en una amplia gama de productos.

Los modelos no compatibles dependerán de la disponibilidad, por parte de proveedores del sistema operativo Linux, del nuevo kernel y drivers que sean compatibles con características como el RAID en la SSD”.

Por su parte, Matthew Garrett, un experto en el kernel de Linux, ha publicado información técnica al respecto afirmando que al parecer se trata de un problema de compatibilidad de controladores de almacenamiento y que si se desea instalar Linux se necesita un núcleo con los controladores SSD requeridos.

Referencias: Engadget, Lenovo

Desde la Red…
Comentarios