¿Los asistentes virtuales son el futuro del hogar?La semana pasada un nuevo miembro se unió a la batalla por la dominación del mercado de los asistentes virtuales. Competidores como Cortana de Microsoft, Google Now o Siri de Apple están “haciendo” lo posible por conquistar los smartphones, tabletas y hasta muñecas de los usuarios. No obstante Amazon dio el paso e introdujo a su propio contendiente.

Se trata de Amazon Echo, que más allá de un asistente virtual para el teléfono móvil, está desarrollado para uso en el hogar, combinando todos los beneficios del reconocimiento de voz con la interconectividad entre dispositivos. Y, por cierto, la voz femenina que emite este dispositivo también tiene nombre: “Alexa”.

Este producto de 23 cm de alto por 8.3 cm de ancho está hecho para mantenerse en casa conectado a la corriente. Cuenta con audio que proviene de un búfer que se complementa con un tweeter y el volumen se controla en el exterior con un anillo ubicado en la parte superior. Ahí mismo se encuentra un botón para activar las “acciones” y otro para silenciar el micrófono.

Amazon promete que con los 7 micrófonos integrados el usuario puede dar comandos en todo momento, incluso cuando se está reproduciendo música. Cuando se le habla a Echo se le puede hacer alguna pregunta – la cual contestará con información de Wikipedia – o pedirle que establezca una alarma, reproduzca música o cree una lista de compras.

Cuenta con WiFi y Bluetooth  para conectarse a dispositivos Android e iOS; en este video, Amazon da una mejor idea de cómo se desempeña Echo en el “día a día”.

En meses recientes se filtró una patente de Apple en la que se podía ver que la compañía tiene contemplado lanzar una base o serie de bases que se pueden colocar en el hogar para integrar a Siri en un modo de “siempre alerta” para cumplir básicamente las mismas funciones que Echo de Amazon realiza en el video.

Probablemente el movimiento de Amazon con Echo fue para adelantarse a otras empresas en el campo del “Smart Home”, sin embargo, al ser un dispositivo “no integrado” a un entorno definido – como lo sería Siri en el hogar, o algún producto que Google lance de la mano de su empresa filial Nest – podría ser que la opción que propone la compañía de venta en línea no llegue a despegar como sería deseado.

Finalmente, hay que considerar que las funciones que puede realizar cada asistente sin que el usuario tenga que usar más que su voz representan un factor crucial para definir cuál puede ser “la opción ganadora”.

El terreno apenas se está estableciendo en la mayoría de los casos, así que podría faltar un tiempo para que se comience a ver la verdadera competencia.

Referencia: Amazon

Enlaces Patrocinados
Comentarios