ZX Spectrum (1982)

Una de las primeras computadoras para aficionados a estos temas nació hace 30 años y fue diseñada por Clive Sinclair en la Gran Bretaña. Sustituyó al primer modelo ZX-81 y se llamó ZX Spectrum.  Venía en dos versiones: una con lenguaje BASIC y 16 K de RAM y otra con una extensión de 32 K para lograr una cantidad asombrosa en ese tiempo: 48kB. La Spectrum se lanzó exactamente un 23 de abril de 1982 y enseñó a toda una generación de niños a programar. Probablemente por ello muchos de estos pequeñines se habrán convertido en programadores.

A pesar de su rudimentario hardware, es increíble lo mucho que se podía hacer con la Spectrum. Había incluso una hoja de cálculo, Vu-Calc, que se cargaba vía su interfaz de casette. La realidad es que si se tenía suficiente ingenio, se podían hacer cosas notables, aunque desde luego, se perdía mucho tiempo cargando los programas de cinta, amén de que el hardware era muy poco versátil.

La ZX Spectrum era una computadora de 8 bits que se lanzó originalmente en Inglaterra, por Sinclair Research Ltd. Tenía capacidad de desplegar colores y se presentó —en diferentes años— hasta en 8 modelos diferentes, según la capacidad de la memoria. Por ejemplo, la ZX Spectrum +3 tenía 128 KBytes con unidades de disco flexible de 5.25 pulgadas (1987). Se vendieron unas 5 millones de máquinas (sin contar los clones, que hubo muchos). A Clive Sinclair se le otorgó el título de caballero por sus “servicios a la industria británica”.

En lo que respecta a software, se escribieron más de 23 mil diferentes títulos desde que la computadora fue puesta en el mercado y aún hoy hay gente que escribe programas comerciales para esta plataforma. En 2010 se lanzaron unos 90 títulos nuevos para la Spectrum.

Sir Clive Marles Sinclair (1940) trabajó por muchos años como ditor asistente en la publicación Practical Wireless and Instrument Practice, pero decidió incursionar como empresario fundando Sinclair Radionics en 1961, donde produjo, en 1972, la primera línea de calculadoras planas (la Sinclair Executive). Más tarde cambió de giro y se dedicó entonces a construir computadoras caseras como la Sinclair ZX 80, que no costaba más de 100 libras esterlinas. Curiosamente, en 2012 Sinclair declaró que él no usa computadoras y que, incluso, prefiere el teléfono al correo electrónico.

En 1983, el incansable empresario formó Sinclair Vehicles y sacó un vehículo eléctrico, el Sinclair C5, que funcionaba con baterías pero que fue un fracaso comercial.  Desde entonces se ha concentrado en el transporte personal, incluyendo la A-Bike, una bicicleta que se dobla y que sólo pesa unos 5.5 kg. Su mecanismo para doblarse la hace lo suficientemente pequeña para poder ser llevada en autobuses públicos.

Sinclair

Sinclair en su vehículo eléctrico


Fuente: i-programmer

Enlaces Patrocinados
Comentarios