Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Con el fin de innovarse y dejar de lado aquellas herramientas que ya no consideran útiles, Microsoft eliminará de su sistema operativo Recortes, donde miles de usuarios podían justamente tomar una captura de pantalla y editarla como desearan.

La compañía ha tomado la medida de sacarla del Windows 10 y de las siguientes versiones que vayan apareciendo.

De acuerdo a un comunicado de Microsoft, se dio a entender que este cambio se debe a que implementaran Screen Sketch, un nuevo método para recortar las imágenes, el cual resultara ser mucho más moderno de lo que era el anterior.

La compañía quiso que las personas supieran de esta modificación, por lo que agregó un anuncio que explicaba que dicha función dejará de funcionar en un futuro cercano y que les recomiendan usar Screen Sketch, dando la opción inmediata para poder intentarlo.

La técnica se añadirá al Centro de Actividades de Windows 10 con la versión 17704 y funcionará prácticamente igual, pues seguirá permitiendo los “pantallazos” y la realización de cortes como quiera que se necesiten, sólo que esta vez podrán ser de diferentes formas, tanto rectangular como de manera libre dibujando sobre ella o bien, seleccionando la pantalla completa.

La imagen reflejará una mejor calidad que omitirá los pixeles, logrando ser un buen material para ser utilizada en diferentes redes sociales o para poder ilustrar textos simples; de igual manera se podrán anotar indicaciones en ella y/o resaltar partes interesante.

Screen Sketch formará parte de la plataforma Windows Ink, que se dedica a coleccionar y desarrollar nuevas herramientas para los lápices táctiles, con el fin de que sean totalmente útiles para diferentes áreas.

La actualización de Windows 10 quita el Windows Media Player

Actualmente la aplicación se encuentra disponible en la Tienda de Microsoft, pero podrá ser usada solamente si se es usuario de Windows Insider y si se cuenta con el lápiz táctil, porque de no ser así, solamente se congelara la pantalla y se guardara lo seleccionado en el portapapeles.

Si bien se trata de un salto hacia la modernidad, también resulta ser un paso hacia atrás para aquellos usuarios que no cuentan con pantallas táctiles ni mucho menos lápices, obligándolos no a adquirir la nueva herramienta, sino a buscar soluciones gratuitas que ofrecen otros programas.

Comentarios