Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Ya desde hace tiempo habíamos escuchado que el Estado Islámico o ISIS utilizaba drones de vigilancia para monitorear todo tipo de base enemiga y, en los últimos meses, el Pentágono, la sede del Departamento de Defensa estadounidense, advirtió que habrían serias complicaciones para controlar este tipo de agresiones y ataques.

Estados Unidos e Irak han sido los principales objetivos del Estado Islámico. A mediados de octubre del año pasado, en el norte de Irak, las fuerzas kurdas que pelean contra el grupo terrorista (ISIS) lograron derribar un dron de cuatro rotores, el cual escondía una sorpresa letal en él, pues éste explotó y mató a dos de los combatientes kurdos.

Ahora, se descubrió una serie de archivos que revelan el modus operandi de las milicias armadas de ISIS, quienes están implementando planes más ambiciosos para el uso de drones explosivos en contra de bases enemigas.

El Estado Islámico se está rigiendo por distintas misiones que se llevarán a cabo mediante drones con capacidades letales. Desde ubicar bases enemigas, espiar terrenos amenazantes, hasta hacer cálculos específicos para que el dron explosivo cumpla con el objetivo principal: destruir a los oponentes.

El ejército estadounidense lleva mucho tiempo intentando controlar la llegada de drones por parte de ISIS, pues el grupo terrorista ha estado consiguiendo distintos elementos adicionales como cámaras GoPros y receptores GPS para reforzar todo tipo de operación e identificar con mayor exactitud la ubicación del lugar exacto para atacar.

Buscar información de ISIS te puede llevar a la cárcel

De igual manera, el periódico The New York Times asegura que los archivos descubiertos mostraron un gran historial de compras por parte del grupo terrorista de tarjetas de memoria, grabadoras de video digital y cuchillas de hélice adicionales. También destacaron los esfuerzos de ISIS para mejorar el rendimiento de los drones comprados comercialmente o no.

ISIS ha institucionalizado un programa que utiliza tecnología estándar para acosar a las fuerzas armadas americanas militarmente superiores. Desde hace dos años, el Estado Islámico ha utilizado drones de vigilancia en el campo de batalla, pero en los últimos meses ha habido un incremento notable de ataques, principalmente en tropas iraquíes.

Hasta el momento, el Estado Islámico ha utilizado más de 80 aeronaves contra las fuerzas iraquíes y sus aliados. Una tercera parte de los vehículos no tripulados lanzaron bombas, o fueron manipulados con explosivos para que detonaran en el suelo.

Funcionarios iraquíes mencionaron que las bombas lanzadas por ISIS ya han matado a más de una docena de soldados del gobierno y han herido gravemente a más de 50.

El panorama no se ve nada favorable, pues a pesar de que el Pentágono solicitara 20 millones de dólares al Congreso estadounidense para revertir los efectos provocados por los drones y tener los más sofisticados dispositivos para desarmarlos, se pronostica que el Estado Islámico continúe perfeccionando su capacidad de bombardeo con drones.

En lo que a Irak respecta, pocas bases han recibido los elementos necesarios para evitar la llegada de aeronaves explosivas.

Referencia: The New York Times

Desde la Red…
Comentarios