La rivalidad que existe entre Apple y Samsung es tan grande que ambas compañías suelen lanzar campañas de publicidad que atacan a los productos de su competencia, sin embargo, la última campaña de Samsung quiere ir un paso más allá al ofrecer un Galaxy Note 8 o Galaxy S8 a los usuarios que tengan en su posesión un iPhone.

El programa llamado “Galaxy Experience Program” será lanzado de manera exclusiva en Corea del Sur, donde justamente también se acaba de poner a la venta el iPhone X.

Para participar, los ciudadanos de Corea del Sur deberán ser dueños de un iPhone, los cuales podrán utilizar durante todo un mes uno de los dos lanzamientos más recientes de la firma sin pagar por el teléfono, el único gasto que tendrán que realizar será de $50,000 wones, es decir unos $870 MXN como pago de fianza por entrar al programa.

Si después de haberlo utilizado los usuarios deciden quedarse con su iPhone, Samsung regresará el pago completo de la fianza, pero en caso de que elijan el Galaxy Note 8 o el Galaxy S8, deberán pagar la diferencia por el teléfono.

Así funciona: Samsung DeX con Galaxy Note 8

Por otra parte, los usuarios que participen en el programa recibirán de regalo accesorios originales para el teléfono elegido. Samsung mantendrá abierto el registro al Galaxy Experience Program hasta el próximo 27 de noviembre para después seleccionar 10,000 personas que podrán recibir el teléfono que hayan seleccionado.

¿Crees que Samsung debe implementar este programa en más mercados?

Enlaces Patrocinados
Comentarios