La delincuencia es un problema muy común en el mundo, incluso en países como Estados Unidos el robo de celulares con violencia es frecuente en diferentes ciudades de la unión americana. Por su parte, México y Latinoamérica también sufren un alto índice de violencia y robo a mano armada donde el principal objetivo es despojar a las víctimas de sus pertenencias, entre ellas los celulares.

Los smartphones son una de las herramientas tecnológicas más populares y usadas en todo el mundo, y por ende son fáciles de comercializar en el mercado informal. Si a eso le sumamos que muchas veces el valor de estos dispositivos supera los 10 mil pesos, se vuelven un objeto muy codiciado entre los asaltantes.

Sin embargo, creo que hay algunas razones puntuales por las que en pleno 2017 los smartphones siguen siendo un objeto de deseo para los delincuentes aún saquen provecho del robo de smartphones en el mundo.

No utilizamos los métodos de seguridad del teléfono

Parece muy extraño creer que hoy en día aún haya gente que no cuenta con un bloqueo en su dispositivo, sobre todo porque existe una considerable cantidad de opciones como: la huella digital, patrón, PIN, contraseña, desbloqueo de iris, desbloqueo facial, etc. Pero es un hecho que un buen número de mexicanos no lo utiliza, ya sea por flojera, o bien, porque no sabe cómo hacerlo.

Roban más de 300 iPhone X antes de salir a la venta

huella

Seguramente todos nuestros lectores saben cómo proteger su celular con estos métodos de seguridad, pero en mi caso conozco muchas personas (algunos de ellos familiares) que no utilizan un método de seguridad porque a veces me han mencionado que olvidan su clave, por lo que es más sencillo desbloquearlo sólo con deslizar la pantalla hacia arriba.

Esto permite que cuando alguien roba tu teléfono pueda acceder sin problema a la información, pero el principal problema es que das vía libre para que puedan formatear el teléfono y quede con las configuraciones de fábrica, por lo que venderlo será mucho más sencillo.

El bloqueo de IMEI es una pérdida de tiempo

A pesar de que muchos creen que bloqueando el IMEI también se bloquea el teléfono para que no puedan usarlo, debo mencionarles que no es del todo cierto, pues al realizar el bloqueo de IMEI con tu operador telefónico sólo evitas que pueda ser utilizado en la red celular de cualquier compañía en México.

Esto quiere decir que no podrá utilizarse para hacer o recibir llamadas y SMS, así como para navegar con el paquete de datos. Una alternativa que podría desacelerar la venta de celulares robados, pero suceden dos cosas interesantes: la primera es que el bloqueo no siempre funciona (diga lo que diga la IFT y los carriers en México); y la segunda es que si se realiza un flexeo o cambio de IMEI entonces el teléfono funciona en la red sin problema.

¿Para qué sirve bloquear el IMEI del teléfono?

No es tan sencillo realizar un cambio de IMEI, pero tampoco es especialmente complicado, y muchos puestos donde “arreglan” celulares realizan comúnmente estos cambios, por lo que es recomendable no llevar tu teléfono a cualquier local que diga servicio técnico.

Sin embargo, si llegas a extraviar o te roban tu celular más vale solicitar el bloqueo de IMEI con tu compañía, pues en una de esas la solicitud complica que otras personas usen tu teléfono para ocupar los servicios de telefonía en tu smartphone.

Hacen falta más soluciones por parte de los fabricantes

Actualmente no existe ningún fabricante que a través de algún switch pueda dejar inservible un teléfono en caso de pérdida o robo, sin embargo, Apple y los teléfonos con Android 7.0 Nougat cuentan con un cifrado de información que en caso de que roben tu teléfono y se intente realizar la configuración de fábrica o se instale otra versión del sistema operativo, este se vuelva un auténtico pisapapeles hasta que no se desbloquee con seguridad.

Desafortunadamente aún existen miles de dispositivos en el mercado mexicano que no cuentan con Android 7.0 Nougat, a pesar de tener los requerimientos necesarios para ejecutarlo. Y gran parte de esta culpa es de los fabricantes que no actualizan sus smartphones, sobre todo si son de gama media o baja.

Según cifras de Google, sólo el 20.3% de todos los smartphones con Android llevan instalada la versión 7.0 Nougat o 8.0 Oreo, por lo que hablamos de que casi el 80% de los dispositivos no cuentan con el cifrado de información desde el arranque del dispositivo.

Las personas siguen comprando celulares robados

La opción que me parece es una de las principales razones por las que aún se siguen vendiendo miles de celulares robados en el mercado informal es porque la gente sigue comprando estos mismos teéfonos.

A veces hace falta caminar por unos minutos en algunos lugares de la Ciudad de México o área metropolitana para encontrar con facilidad 6 o 7 puntos donde puedas comprar un teléfono de gama alta por menos de $3,000. Lo que me sorprende es la cantidad de gente que se acerca a preguntar el precio, y sobre todo que paga para llevarse uno de estos smartphones a sabiendas que han sido robados y lo más probable es que se haya hecho con violencia.

Una ley anti-robos de celular que parece ser muy efectiva

Muchas veces me han discutido que lo hacen porque la gente no tiene dinero para pagar smartphones de gama media o alta, y que por esa razón ven atractivo comprarlos por un precio tan bajo a pesar de ser robados, pero me parece que no es una opción válida o justificable para fomentar esta práctica.

No lleves a reparar tu celular a cualquier lado

Al igual que sucede con el robo de autos, donde muchas veces los desarman para venderlos por piezas, algo así sucede con los smartphones, pues cuando un modelo como el iPhone se vende muy bien en un país como México, muchos usuarios también necesitan refacciones para sus teléfonos, sobre todo con componentes que se rompen fácilmente como la pantalla.

Muchos comerciantes que se dedican a reparar celulares compran piezas provenientes de China, pero muchos otros aprovechan los celulares robados para desarmarlos y ocupar las piezas en buen estado para otros teléfonos, por lo que es recomendable acudir a centros de reparación oficiales, o bien, de compañías que se especializan en la reparación de equipos y que sabes que utilizan piezas originales para la operación.

Cómo encontrar y bloquear tu Android en caso de robo o extravío

Estas son algunas de las razones por las que yo creo que el robo de celulares sigue siendo un buen negocio en el mercado informal, aunque seguramente también estoy consciente de que hay otros factores que no compete tratar aquí.

Enlaces Patrocinados
Comentarios