Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los teléfonos celulares son objetos que son muy susceptibles de ser robados. Desde luego que ante la gran oferta que existe, de todos los precios, los amantes de lo ajeno buscan hacerse de teléfonos de gama alta, con muchas prestaciones, y desde luego, esto es un problema a nivel mundial.

El Abogado de Distrito de San Francisco, California, ha dicho que una nueva ley ha hecho obligatorio el uso de “soluciones tecnológicas” para terminar con este delito. Para ello, lo que han hecho es que las empresas de celulares pongan un interruptor de la muerte, un “kill switch”, que cuando se roba un teléfono, el usuario puede deshabilitarlo definitivamente incluso ante la medida de un reset del dispositivo por hardware.

Cómo encontrar y bloquear tu Android en caso de robo o extravío

Este mecanismo ya existía en aparatos como los decodificadores de las señales de TV de los satélites, en donde si se robaba alguien la consola correspondiente, bastaba una llamada al proveedor para que cancelara las transmisiones a dicho decodificador, avisando además a otros proveedores. De esta manera, el aparato quedaba deshabilitado de por vida y el robo entonces era un riesgo absurdo para el ladrón, pues no ganaba nada más que riesgos.

La medida del interruptor de la muerte parece haber sido una buena idea ya que ha resultado en una baja impresionante de las denuncias de teléfonos robados. Este mecanismo, por ejemplo, se encuentra en todos los iPhones y teléfonos Android desde el 2015.

Apple también tiene implementado un mecanismo similar a quien le es sustraída su laptop de la manzana, la cual puede deshabilitarse y lo único que queda es frustración de los ladrones al ver que no sirvió de nada robarse el equipo.

En un comunicado de prensa mandado el martes pasado a los reporteros, George Gascón dijo que desde que la ley empezó a funcionar, el 1 de julio del 2015, los delitos relacionados con robos de celulares han caído 22% del 2015 al 2016. Mediciones a partir del pico de 2013, los robos relacionados con los teléfonos inteligentes han declinado en un asombroso 50%.

Sin embargo, el robo de celulares no se ha abatido. “La prevalencia de este crimen hace evidente que las herramientas actuales no son suficientes para reducir la violencia en nuestras ciudades”, dice Gascón. Aún así, “el robar un teléfono inteligente ya no vale la pena y esto hace que los usuarios no se conviertan en blanco de crímenes violentos”, indica.

Tutorial: Cómo conocer tu IMEI cuando todo parece perdido

Hay también otras alternativas tecnológicas, como entrar a https://stolenphonechecker.org primero, para ver si un teléfono en particular ha sido robado o no. Y aunque el servicio es sólo para Estados Unidos, bien podría eventualmente implementarse en México, aunque de momento puedes revisar si el IMEI de tu equipo tiene reporte de robo en nuestro país con solo teclear el número en la página de la IFT.

De hecho, todos los teléfonos tienen un número de serie por el cual pueden ser identificados. Para hallarlo hay que marcar en el teléfono *#06# y el sistema indicará este número de serie. También se puede ver detrás de la batería, que en ocasiones hay un código de barras y viene el número de serie. Esto puede ser una importante medida que quizás podría terminar con este flagelo moderno.

Referencias: Ars Technica 

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios