El iPhone X llegó con un gran problema el cual fue una baja producción, lo que provocó que en un principio se retrasará su lanzamiento en los principales países y posteriormente en los países subsecuentes. Esto se reflejaba claramente a la hora de reservar uno de estos equipos, donde la fecha tentativa de llegada llegaba hasta las 5 semanas, algo que en los últimos días se ha reducido considerablemente pasando de una a dos semanas.

Según explican esto se debe a las importantes mejoras en la cadena de montaje y suministro, es decir, los envíos de piezas y materiales necesarios finalmente han comenzado a normalizarse, lo que le permite a las fabricas como Foxconn aumentar la producción diaria, pasando de fabricar de entre 50 a 100 mil unidades diarias —cantidad apabullante, pero al parecer no suficiente— a alcanzar entre  450 a 550 mil unidades por día, cifras sorprendentes que dejan en claro la notable diferencia.

Descubren importante falla de seguridad en macOS High Sierra

Al parecer, la principal solución de este problema fue optar por varios proveedores el suministro de antenas LTE, así como la normalización de la producción de la cámara del FaceID (TrueDepth) donde se encuentran involucradas las compañías Sharp y LG

Además de reducir los tiempos de espera en los países en los que ya se encuentra disponible el iPhone X, el aumento de producción, le ha permitido a Apple continuar con sus lanzamientos en más países: Albania, Bosnia, Camboya, Corea del Sur, Kosovo, Macao, Macedonia, Malasia, Montenegro, Serbia, Sudáfrica, Tailandia y Turquía.

Enlaces Patrocinados
Comentarios