Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Passport

Luego de años de bonanza en los que BlackBerry era el máximo fabricante de smartphones y podía ver a las demás compañías por arriba del hombro, la empresa canadiense ha tenido años oscuros en los que su dominio se vio terminado y los descalabros, tanto económicos como de éxito en sus productos, se convirtieron en una constante. Ahora, tras varios cambios de rumbo, parece que BlackBerry puede volver a sonreír gracias a su dispositivo Passport.

A tan sólo unas semanas de ser presentado en Toronto, Canadá, en donde estuvimos presentes, el Passport, el primer teléfono con pantalla completamente cuadrada de la compañía, parece que ha sido recibido con beneplácito por parte de los usuarios.

John Chen, CEO de BlackBerry, reconoció que han tenido algunos problemas con el suministro de dispositivos debido a la alta demanda que han tenido por el producto; más de lo que la misma compañía canadiense tenía presupuestado.

“Me alegra tener problemas de inventario. Esto demuestra que la gente quiere el teléfono. Nosotros tomamos una postura bastante conservadora y por eso no ordenamos muchos dispositivos”, mencionó el directivo de BlackBerry de 59 años de edad.

Las palabras del máximo directivo de BlackBerry se dan luego de que se vendieran 200 mil unidades del Passport en los primeros dos días de venta tras su lanzamiento oficial.

Según sus reportes anuales, BlackBerry vivió un descenso drástico en la venta de sus dispositivos entre 2012, cuando vendió 52.3 millones de unidades, y 2013, año en el que se vendieron únicamente 13.7 millones de productos de la compañía canadiense.

Parece que la apuesta de BlackBerry de poner en el mercado un dispositivo completamente diferente a lo que se puede encontrar en el mercado actual ha sido acertada. Cheng y compañía asumieron el costo de esta decisión y, de inicio, parece que dieron en el clavo al enfoicarse únicamente en el 30% de usuarios que ven a su celular como una herramienta de trabajo y no como un centro de entretenimiento. Al tiempo.

Referencia: The Globe and Mail

Desde la Red…
Comentarios