Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

youtubers00Aparentemente la respuesta a la pregunta del título de este artículo es “sí”, pues es una actividad que de pronto se ha visto saturada de un sinfín de personajes que se imitan unos a otros y que a la larga -en algunos casos- logran conseguir suficiente dinero para vivir de esta actividad. El truco parece ser que se centra en la cantidad de personas que ven por día los videos que generan estos nuevos “artistas de la farándula virtual”. Veamos cómo funciona esto:

YouTube inició en el 2011 un sistema de “partners”, socios, el cual da ingresos reales a través de Adsense de Google si es que el videobloguero tiene más de 5 mil visitas por día en su cuenta. YouTube paga por cada mil reproducciones del video. Aquí es una tasa fija por esta cantidad de reproducciones. También cuentan los clics que los usuarios dan en los banners promocionales que aparecen en las respectivas páginas, pero las estadísticas indican que solamente el 1% de los visitantes da clic a los enlaces publicitarios por lo que el grueso del dinero que perciben estos personajes en YouTube no viene de esos clics. Aún así, el costo por clic es de 0.1 dólar, en donde el 30% va para Google y el 70% para el bloguero en cuestión.

Y si han pensado que lo suyo es Internet y YouTube y que pueden vivir de esto, van datos asombrosos al respecto de este tema: La revista Complex dio a conocer quiénes son los youtubers con mayores ingresos por año. A la cabeza está Arvid Ulf Kjellberg, un sueco de unos 25 años, que en su canal Pwediepie hace unos 18.2 millones de dólares cada año. En el sitio hay tutoriales de videojuegos que por alguna razón se han convertido en indispensables para los 34 millones de suscriptores.

¿Y cómo son las cosas para los youtubers mexicanos? ¿De verdad se puede vivir de hacer videos dizque graciosos? Pues parece que sí. Werevertumorro, gana unos 19 mil dólares por mes. En segundo sitio está Mariand Castrejón (Yuya), que tiene ganancias de unos 18 mil dólares al mes. Luisito Rey gana unos 7 mil dólares al mes también. Vamos, que esto es una mina de oro pero claro, hay que tener cierta suerte y alinearse con el programa de Youtube llamado Partners, el cual puede verse aquí.

Hay que decir que en Internet pueden pasar las cosas más extrañas y sorprendentes por lo que el éxito de un canal de YouTube es algo que no está muy claro por qué en ocasiones ocurre y en otras falla lamentablemente. Por ejemplo, Rebecca Black con su video ganó en el 2011 en unos diez días un millón de dólares. El siguiente video de esta chica tiene más de 75 millones de vistas:

Si ven el video notarán que Rebecca es una joven estudiante que canta una canción como hay miles. Pero por razones que es difícil de comprender, logró un éxito en vistas sorprendente.

Ganar dinero haciendo videos sin duda no es fácil, aunque lo parezca, porque se necesita al menos una infraestructura básica: cámaras de video semiprofesionales al menos, algún programa de edición no lineal de video pero más importante es tener buenas ideas para generar los guiones que se van a interpretar y agradar a los que van a ver el canal. De hecho, aunque muchos youtubers hagan videos de cinco a quince minutos, si tienen algo de edición y trabajo de post-producción, el tiempo real desde que se hace el video hasta que queda listo para sacarlo al aire en YouTube puede ser de varios días.

Pero olvidémonos de ganar cantidades marginales. Si se quiere vivir con el dinero que aparentemente ganan estos personajes, debo decirles que no hay garantía de nada. No hay fórmula para que las cosas se den y pasen a ser parte de esta lista de “forbes-youtubers”, por llamarle de alguna manera. El éxito en estos canales de videos de toda esta generación de comediantes virtuales es muy limitada y unos pocos sobreviven. Digamos que es una apuesta arriesgada. Tal vez demasiado arriesgada.

Referencias:

Merca 2.0

Desde la Red…
Comentarios